domingo, 20 de mayo de 2012

¿Cómo educar y orientar con ojos de niño? Propuestas de Francesco Tonucci

Hace apenas una semana se celebró en Bilbao el VI Encuentro Estatal de Orientación: Innovación y Buenas Prácticas. No tuve ocasión de acudir, pero, mirando el programa, por la calidad de los ponentes y asistentes, no dudo que mereció la pena. Otros orientadores, como Alberto CarmonaFernando Navarro, o ACPEAP, han publicado entradas sobre ello que os recomiendo leer.


 
Gracias al blog de la Asociación Profesional de Orientación Educativa de Galicia (A.P.O.E.G.A.L), he tenido acceso al texto de una de las conferencias que más me hubiera gustado presenciar: la conferencia de clausura de Francesco Tonucci (FRATO), pedagogo e investigador educativo, titulada "Educar y orientar con ojos de niño".

Viñeta original de Fracesco Tonucci, FRATO


No seré yo quien descubra a nadie a Tonucci, reciente Premio al Mérito en la Educación 2011 de la Consejería de Educación de Andalucía, como pedagogo y a su alter ego FRATO como viñetista crítico. Os recomiendo daros una vuelta por la página de la Asociación Pedagógica Francesco Tonucci o por el proyecto iniciado por él desde el Istituto di Scienze e Tecnologie della Cognizione de Roma, "La città dei bambini".

 
F.Tonucci - "Educar y orientar con ojos de niño" (Bilbao, 13.05.2012)
Archivo subido a Scribd por Daniel Veiga, autor de Barbón Blog, del D.O. del IES García Barbón, Verín, Ourense
 
  
Siempre que leo un artículo me gusta condensar en pocos puntos las ideas que aporta. En este caso, me quedo con 7 ideas:
  1. No debemos educar y orientar en función del mercado laboral porque el mercado no puede imaginar las exigencias del futuro y, al proyectar las exigencias del presente, se convertiría en una defensa del pasado. En tiempos de crisis económica, cuando el número de desempleados, debemos recordar que existe un puesto de trabajo siempre que cada cual desarrolle al máximo la potencialidad en el ámbito para el que es más útil. O, como dice literalmente Tonucci: "La verdadera orientación es aquella que permite a cada uno reconocer sus preferencias, capacidades, deseos y talentos, y desarrollarlos lo máximo posible hasta convertirlos en los mejores, al menos en algún ámbito".
  2. No debemos orientar sólo puntualmente al finalizar los estudios: es necesaria una escuela que oriente y acompañe al alumnado desde los tres a los dieciocho años. Según Tonucci: "La orientación es un proceso que debe iniciarse desde los primeros años y que acompaña el desarrollo cognitivo, social y emocional de los niños, adolescentes y jóvenes."
  3. Sólo con una orientación continua, todos los alumnos y alumnas tendrán la oportunidad real de conocer sus preferencias, sus actitudes y sus capacidades.
  4. Es necesario un acuerdo entre la familia y la escuela que permita a los alumnos experimentar, expresarse y desarrollarse libremente, utilizando las disciplinas básicas como punto de apoyo y decidiendo progresivamente sus preferencias y actividades favoritas a las que dedicar más tiempo de trabajo.
  5. La correcta orientación será una consecuencia más de la correcta educación. Necesitamos una escuela para todos y cada uno de los alumnos, para que cada uno pueda ser el mejor explotar los recursos y talentos, y desarrollar habilidades personales al mas alto nivel posible. Necesitamos una escuela rica en estímulos, que escucha las aspiraciones y vocaciones de sus alumnos, abierta al mundo, una escuela de muchas lenguas y de la diversidad; una escuela científica con pensamiento crítico, creativa y democrática. Pasar en definitiva de una escuela de las aulas a una escuela de los laboratorios, donde el alumno puede experimentar.
  6. Los adultos acompañarán este proceso madurativo ofreciendo experiencias, profundizaciones, desafíos, ... Ni familias ni escuela impondrán unas preferencias propias ni una oferta restringida de lenguajes a los alumnos. Es conveniente observar esas preferencias mostradas de forma natural por los propios alumnos y respetarlas y potenciarlas. 
  7. La orientación potenciará así que los estudiantes estén dispuestos a comprometerse y esforzarse para desarrollar su límite al máximo posible, enriqueciendo su personalidad, su competencia específica en un área preferida y explorando nuevos sectores de conocimientos y competencias. 
Creo que sería muy positiva la incorporación y aplicación de muchas de estas ideas de Tonucci al ámbito de la orientación académica y profesional en los centros escolares. Coincido en la defensa de una orientación continua, adaptada a las potencialidades, competencias e intereses de cada alumno, y que no se quede en la simple teoría, sino que conecte con el mundo real, con la experiencia y creación.

¿Orientación y educación con ojos de niño, centrada en el alumno y su experiencia? ¿Qué te parecen estas ideas? ¡Párate y piensa! Recuerda que este blog es un espacio de aprendizaje abierto que se alimenta vorazmente de ideas, críticas y comentarios.

3 comentarios:

  1. ¡FRATO es el mejor!22 mayo, 2012

    Me encantan los dibujos de Frato. No sabía que tambien hablaba de orientación profesional. Gracias por la entrada

    ResponderEliminar
  2. Muchas cosas nos irían mejor si miraramos con ojos de niño

    ResponderEliminar
  3. La información es muy buena, hay veces donde mirar no sirve de nada, yo le aconseje a mi hijo que se deje de buscar una formación por salidas o sueldos sino que haga lo que le salga del corazón

    ResponderEliminar