lunes, 26 de septiembre de 2016

11. La relación entre la evolución del cerebro y la conducta humana.

Cuestiones: ¿Cómo ha evolucionado el cerebro humano? ¿Cómo se relaciona esta evolución con nuestra conducta? 



1) La evolución del cerebro tiene que ver con dos conceptos:
• Filogénesis o evolución de la especie, desde la forma más sencilla hasta la actual.
• Ontogénesis o desarrollo de los individuos desde la fecundación hasta la vida adulta. Es lo que hace que cada ser humano (también su cerebro) sea único e irrepetible. 
2) Las TEORÍAS DE LA EVOLUCIÓN DE LAS ESPECIES, desarrolladas en el siglo XIX por Darwin y Wallace, constata el hecho de que las especies vivientes, entre ellas el hombre, descienden de antepasados comunes, están emparentadas entre sí y cambian con el tiempo. Las variaciones genéticas permitieron la selección natural (supervivencia del más apto).

3) La HOMINIZACIÓN es el proceso evolutivo biológico (filogenético) seguido a partir de los animales primitivos hasta la aparición de nuestra especie, Homo Sapiens. Incluye:
- El paso a la posición erecta y bipedismo.
- La liberación de las manos para realizar tareas manipulativas y usar herramientas.
- El desarrollo del tamaño del cerebro (cerebración).
- La adquisición del lenguaje articulado.
- El nacimiento inmaduro (neotenia) y posterior desarrollo durante toda la infancia.
- El desarrollo de la cultura, presente en todas las sociedades humanas.
- La adaptación del hábitat a las necesidades vitales.

4) La CEREBRACIÓN permitió la integración de los estímulos sensoriales y las acciones motoras en el proceso de hominización, tal y como muestran los restos fósiles de homínidos.
La capacidad craneal de los Australopitecus, hace entre 4 y 2 millones de años, era de 450 cm3. No conocían técnicas de caza y tenían una postura no erguida.
Progresivamente se desarrolló la capacidad craneal y cambiaron los hábitos, introduciéndose la caza y el uso de herramientas: homo habilis (650 a 800 cm3), homo erectus (900 cm3) y homo sapiens neanderthalensis (1500 cm3).
Los seres humanos actuales (homo sapiens sapiens) surgieron hace 40.000 años y tienen una capacidad craneal entre 1300 y 1500 cm3.
El aumento del volumen del cráneo, el incremento de la masa encefálica y la disminución de la cara son características que permitieron el desarrollo del lenguaje y el pensamiento humanos.
5) Las capacidades mentales superiores de los humanos no han aparecido de manera espontánea: se cree que se basan en capacidades preexistentes en las especies inferiores. 
Si estudiamos los antecedentes evolutivos de las capacidades de otras especies sabremos más sobre el conocimiento, la inteligencia y la mente humana.
En esa línea, se desarrollaron modelos explicativos, como la teoría del cerebro triuno.
6) TEORÍA DEL CEREBRO TRIUNO O TRIÚNICO (Paul Mac Lean, 1952; 1990): Según esta teoría, el cerebro humano ha evolucionado respecto al animal de tal forma que ha creado tres capas cerebrales en distintas etapas evolutivas sucesivas, desde la más primitiva (visceral) a la más evolucionada (neocórtex).


CEREBRO TRIUNO
ZONA
FUNCIONES
Cerebro reptiliano (visceral) – “complejo R”
Mesencéfalo y médula espinal
Actúa por instinto y genera conductas inconscientes y automáticas. Asegura las necesidades primarias del individuo (dormir, comer, defender el territorio)
Cerebro paleomamífero o límbico (emocional)
Amígdala, hipocampo, tálamo, hipotálamo e hipófisis.
Centro de las emociones, lazos sociales, creencias, valores y memoria a largo plazo.
Cerebro neomamífero o cognitivo (neocórtex)
Hemisferios cerebrales
Con capacidad de percepción, reflexión, pensamiento abstracto, lenguaje y conciencia simbólica. Nos permite pensar, hablar, percibir, imaginar, analizar, …
Según la teoría del cerebro triuno:
* La evolución del cerebro paleomamífero (sistema límbico) liberó a los animales de la expresión estereotipada de los instintos dictada por el cerebro reptil. 
* El cerebro neomamífero añadió mayor flexibilidad a la conducta emocional al habilitar a los mamíferos superiores para basar la conducta emocional en procesos interpretativos complejos y utilizar la solución de problemas y la planificación a largo plazo en la expresión de las emociones.
Los neurocientíficos consideran actualmente que la teoría del cerebro triuno es solo una simplificación de la evolución del cerebro humano y que todas las estructuras que menciona ya se encontraban en antepasados vertebrados comunes. 
7) Para explicar la evolución del cerebro desde un punto de vista ontogenético, la Psicología Evolutiva ha estudiado las diferentes etapas del desarrollo humano desde el nacimiento, demostrando que todas las personas, según va creciendo nuestro cerebro, pasamos de una u otra manera por unas fases similares programadas en nuestro genoma.

8) Podemos decir que, junto a la variabilidad genética, el soporte de la evolución de nuestro cerebro ha sido su NEUROPLASTICIDAD.
Cuando las neuronas del cerebro (86 mil millones de media) establecen comunicación sináptica, dejan una huella que modifica la percepción de lo siguiente.
El cerebro tiene la capacidad de reorganizar sus rutas neuronales, crear nuevas conexiones e incluso crear nuevas neuronas (por ejemplo, en el hipocampo).
La neuroplasticidad explica la capacidad del cerebro para adaptarse y cambiar como resultado de la conducta y la experiencia.
Si bien el período de mayor plasticidad cerebral está entre la gestación y los tres años la morfología cerebral va cambiando durante toda la vida como respuesta a las condiciones medioambientales, al aprendizaje y a las experiencias que vamos incorporando y sobre todo, a lo que nosotros hacemos con esas experiencias.


Epígrafe elaborado por Alberto del Mazo, 2016



Fuente para la elaboración del epígrafe:


»   No aparece en el Libro de texto de Almadraba.
»   Alonso García, J.I. (2012). Psicología. Bachillerato. Barcelona: McGraw-Hill. Pág. 37 y Pág. 59.
»   Kolb, B. y Whishaw, I.Q. (2006). Neuropsicología humana. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario