miércoles, 4 de enero de 2017

40. La frustración: causas y consecuencias.

Cuestiones: ¿Qué es la frustración? ¿Qué causa la frustración? ¿Qué consecuencias tiene la frustración?


1.         La frustración es una experiencia emocional desagradable, generalmente inducida por la retirada de recompensas, por obstáculos para alcanzar nuestras metas o por conflictos entre motivos.

2.         Posibles causas de la frustración:
  •      Insuficiencias físicas o psicológicas: por ejemplo, no ser suficientemente alto para practicar baloncesto profesionalmente, no sentirse suficientemente guapo para ser pareja de alguien, …
  •       Obstáculos físicos o sociales: por ejemplo, no poder comprar algo porque ya han cerrado, no poder entrar a un bar porque no tienes la edad suficiente, … En estos casos, se habla de “frustración por barrera”.
  •      Demora en el reforzamiento: por ejemplo, tener que esperar para lograr un premio que mereces.
  •      Extinción del reforzamiento: por ejemplo, te quitan un premio que habías logrado.
  •      Conflictos entre motivos: a veces hay varios motivos incompatibles que interfieren en la conducta del sujeto, que duda qué hacer o cómo lograr algo. Kurt Lewin, psicólogo de la Escuela de la Gestalt, estudió la “frustración por conflicto”; Lewin distingue varios tipos de conflictos internos:
o   Conflicto de atracción-atracción: A veces, nos sentimos atraídos por dos objetivos o actividades deseables, que se excluyen mutuamente y nos obliga a elegir entre ellos.
o   Conflicto evitación-evitación: Se da ante situaciones donde tenemos que elegir entre dos alternativas indeseables.
o   Conflicto de atracción-evitación: Se presenta cuando un mismo objetivo tiene simultáneamente elementos positivos y negativos.
o   Doble conflicto de atracción-evitación: Se produce cuando el sujeto se encuentra ante dos objetivos con valencia positiva y negativa.


3.         Consecuencias de la frustración:
  •       La frustración implica una desorganización de la conducta: uno no sabe a qué atenerse o reacciona de forma incontrolada.
  •        La frustración es una fuente de tensión, ansiedad y conflicto interno, ya que algo interfiere en el intento de alcanzar una meta.
  •        De acuerdo con las teorías psicoanalíticas, ante la frustración se pueden activar mecanismos de defensa. Se trata de estrategias inconscientes que las personas utilizan para evitar, negar o distorsionar las fuentes de amenaza o ansiedad, para tener una imagen idealizada de uno mismo, de forma que podamos vivir tranquilos.
  •        En otros casos, la frustración puede producir o desencadenar agresividad. Según el Psicoanálisis, un deseo frustrado causa agresión contra el causante (“teoría de la frustración-agresión”).
  •        Otras respuestas posibles ante la frustración: evasión hacia conductas inmediatamente gratificantes, caer en una gran tristeza e inactividad, cambiar la forma de obtener la misma meta, plantearse metas alternativas,
  •        Podemos concluir que la frustración es un hecho universal, pero hay diversas formas de responder a ella.
  • ·      La tolerancia a la frustración es la capacidad que un sujeto tiene de aceptar las frustraciones impidiendo que afecten de forma grave a sus hábitos de conducta y organización emocional, buscando caminos alternativos para anular o reducir ese estado.
  •  En los últimos años se han desarrollado conceptos psicológicos relacionados con la resistencia a la frustración, como el optimismo aprendido de Martin Seligman (1990) o la resiliencia de Boris Cyrulnik (2004).



Epígrafe elaborado por Alberto del Mazo, 2017



Fuente para la elaboración del epígrafe:


Ø  Libro de texto: Ramírez, J. (2008) Psicología. Barcelona: Almadraba. Mecanismos de defensa.  Pág. 39;
»   Alonso García, J.I. (2008). Psicología. Bachillerato. Madrid: McGraw-Hill. 13.3. – La frustración. Pág. 265-267.
»   García Rodríguez, J.M. y Vela León, J.A. (2009). Psicología. Bachillerato. Madrid: Laberinto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario