viernes, 3 de marzo de 2017

55. El proceso de socialización y la interiorización de las normas y valores.

ü  Cuestiones: ¿Cómo se produce el proceso de socialización? ¿Cómo se interiorizan las normas y valores?
Fuente:

Ø  Libro de texto: Ramírez, J. (2008) Psicología. Barcelona: Almadraba. Unidad 12 – La Psicología Social.  Pág. 172 - 181;
»   Alonso García, J.I. (2008). Psicología. Bachillerato. Madrid: McGraw-Hill. Unidad 16 – Pensamiento y conducta social. Pág. 326-342.

1.          La socialización es el proceso mediante el cual los individuos pertenecientes a una sociedad o cultura aprenden e interiorizan un repertorio de valores morales, normas de conducta, ideas, hábitos y aprendizajes, que los dotan de las capacidades necesarias para desenvolverse satisfactoriamente en la interacción social.
·   Mediante este proceso el individuo adquiere los mecanismos para comportarse, sentir, juzgar y pensar propios del grupo a que pertenece. Es decir, a través de la socialización aprendemos a vivir dentro de un grupo, a ser miembros competentes de la sociedad en que hemos nacido.
·   Gracias a la socialización, el individuo adquiere unos patrones de conducta y un aprendizaje socio-cultural que le permiten alcanzar su identidad personal y también social. No hay que olvidar, sin embargo, las predisposiciones genéticas del carácter, sobre las cuales se producen las acciones socializadoras. Así, un individuo es fruto de la interacción entre sus predisposiciones hereditarias y la educación socializadora que ha recibido.
2.         El proceso de socialización, es factible gracias a los agentes sociales, que son las instituciones e individuos representativos con capacidad para transmitir e imponer los elementos culturales apropiados. Los agentes sociales más representativos son la familia y la escuela.
3.         Por lo general se distingue entre:
·   Socialización primaria: aquella en la que el niño adquiere las primeras capacidades intelectuales y sociales, y que juega el papel más crucial en la constitución de su identidad.
·   Socialización secundaria, en la que instituciones específicas (como la escuela) proporcionan competencias específicas, más abstractas y definibles.
4.         Sin embargo, esto no implica que los efectos de la socialización secundaria sean menos duraderos o influyentes; a través de los mecanismos de control social, estos pueden resultar internalizados tan efectivamente como los adquiridos en la infancia.
5.         Durante este proceso se forma todo un complejo de destrezas, cualidades, capacidades y habilidades necesarias para vivir en sociedad. Entre ellas podemos mencionar:
·   El lenguaje de su grupo social.
·   Conciencia de su posición social y de la de los 'otros'.
·   Habilidades para convivir e interrelacionarse con esos 'otros'.
·   Adquisición de conocimientos para integrarse en la cultura.
·   Adquisición de aprendizajes instrumentales que le permitan realizarse como persona y adaptarse a la vida social.
·   Maduración física y psicológica.
·   Grado de uso de su voluntad y capacidad de logro.
·   Confianza en sí mismo (autonomía y voluntad).
·   Otras aptitudes, habilidades y conocimientos.
6.         Dos factores fundamentales que regulan las relaciones y ayudan a mantener la cohesión grupal son los valores y las normas, que sirven para regular el comportamiento de sus miembros.
·   Los valores y las normas son producto de la socialización, entendida como la adquisición de un conjunto de significados y comportamientos compartidos por los miembros de un grupo social que actúan como referencias para guiar la práctica y orientar las actuaciones de éstos.
7.         Los valores son aquellos criterios que rigen el comportamiento de los seres humanos. La práctica de los valores identifica a un individuo con la manera de estar en el mundo del grupo al que pertenece, afirmando así una determinada concepción de la humanidad. Expresan la corrección o incorrección ética de nuestras acciones. Se aplican sobre todo a las personas y a sus acciones, cuando esas personas son responsables de tales acciones. Suele emplearse la palabra "valores" para nombrar una u otra de las normas principales de una sociedad, como serían la libertad, la igualdad, la justicia, etcétera.
8.         En general, una norma es una pauta de conducta que se estima adecuada en determinada clase de situaciones. Nos indica cómo actuar de acuerdo con ciertos valores morales, en una clase particular de situación. Las normas concretan nuestros valores en términos prácticos; y estos valores, a su vez, justifican esas normas.
·   Las normas proceden de las costumbres, las tradiciones y los sistemas de valores elaborados progresivamente dentro de un grupo social determinado.
·   Si careciéramos de valores, sería muy difícil establecer normas. Una persona no puede asumir de manera consecuente la norma "nunca mientas" si la mentira no es para ella un valor negativo.
·   Las normas tienen capacidad tanto para potenciar como para restringir el comportamiento.
·   Facilitan el funcionamiento de los grupos sociales de manera que, una vez que un individuo ha aprendido las normas propias de su cultura, sabe cómo comportarse en muchas situaciones diferentes. Por otro lado, pueden restringir la independencia o autonomía, dado que la mayoría de la gente tiende a seguir las normas, incluso cuando estas no constituyen el modo de actuar más efectivo o humano.

·   Las normas son importantes para comprender las actitudes y comportamientos, la motivación, el funcionamiento cognoscitivo, la socialización y muchos otros temas de importancia para la psicología social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario