lunes, 14 de mayo de 2012

EDUCAnCIÓN (VI): "El Dorado", de Revólver

Leo a Carmen Fernández y su carta de los lectores en un diario gratuito: "elijo estar con mi hijo, disfrutar de sus casi dos añitos y de todos los momentos que no he podido disfrutar de él por trabajo.Pero no me vendan lo de la conciliación laboral y familiar, porque no es real" ... Y me planteo que las cosas están tan mal que pretensiones sociales como la conciliación familiar se alejan de las prioridades de un país con una tasa de desempleo que ronda el 25 %. No siempre es fácil elegir ... ¿Qué le puede escribir después un hijo a sus padres sobre los recuerdos de su infancia?
 
Si hay una canción que me pone la carne de gallina desde que la escuché en mis años de adolescencia, esa es "El Dorado", de Revólver. Y no es porque escuchar a Carlos Goñi sea lo más cercano a oír a Bruce Springsteen en español, en estos días que está actuando en España, que también. Su letra, un realista homenaje a sus padres, me recuerda vivencias, propias y ajenas, cercanas en cualquier caso. Creo que la letra sigue siendo muy actual e ilustra los tiempos que corren. Y, aunque aún no tenga hijos, me sigo preguntando qué podré ofrecerles cuando los tenga ... ¿El Dorado? Os dejo con la letra y algunos enlaces actuales que nos recuerdan la letra de esta canción


Canción: El Dorado.
Autor e intérprete: Carlos Goñi, más conocido como Revólver. Producido por Mick Glossop, la lista de músicos merece la pena: Neil Harland: bajo;  Paul Smith: batería y percusión;  George Hall: teclados;  Cristina González y Mary Jamison: coros; The Kick Horns: sección de vientos; Gino Pavone: percusión; Cuco Pérez: acordeón;  Miguel Morell: saxofón;  Raúl Pérez "Lulo": trompeta.
Publicado por Warner Music, en 1995, en el disco El Dorado.

Vídeo editado por Terrones de Belleza, Enero de 2012
Canción | goear.com
"He pasado mil años viendo cómo mi madre trabajaba y llegaba a casa siempre tarde, una vez, y otra vez, treinta días al mes. Cada noche, después de estar yo acostado, la sentía abrir la puerta de mi cuarto. Cambió el verme crecer por comer a diario, por comer a diario. Vi a mis padres correr en busca de El Dorado, vi a mis padres luchar, cada uno por su lado. Lo mejor de sus vidas, dónde se ha quedado. Quizás yendo detrás del maldito El Dorado. Vi a mi padre luchar contra los elementos, naufragar con su vida contra el muro del tiempo. No tuvo otra oportunidad. Y llegaba a casa con las manos cortadas de montar con las manos armarios de chapa. No tuvo otra oportunidad, otra oportunidad. Intenté resolver solo todas mis dudas, y, veinte años después, aún me quedan algunas. La vida sigue y yo también. Y aunque dicen que el tiempo no pasa en balde, cometí mis errores más bien pronto que tarde. No usé su ejemplo en aprender, y en mi propio universo vi a mis padres caer, vi a mis padres caer. Vi a mis padres correr en busca de El Dorado, vi a mis padres luchar, cada uno por su lado. Lo mejor de sus vidas, dónde se ha quedado. Quizás yendo detrás del maldito El Dorado". - Carlos Goñi
  
Enlaces y reflexiones relacionadas:
   

Nota: Tomo aquí esta canción sólo con un fin educativo y para generar debate a partir de ella. Si sirve para promocionar o dar a conocer al artista, mucho mejor. Respeto los derechos de autor, por lo que recomiendo escuchar y comprar el original. Si el contenido te ha hecho reflexionar, ¿por qué no lo compartes en un comentario en esta entrada?

2 comentarios:

  1. Gracias por la mención, Alberto.

    Independientemente del contexto socioeconómico en el que vivamos, ésta siempre será una canción con sentido, ya que su mensaje es del todo atemporal y universal.

    Nos leemos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo: atemporal, universal y emocionante. Gracias por pasarte por aquí. Nos vemos / leemos en los blogs. ;)

      Eliminar