viernes, 1 de junio de 2012

¿Tenemos refranes para todo y que puedan explicar cómo aprendemos?

Dice el refrán: cuando junio llega, busca la hoz y limpia la era. Y como lo más parecido a un erial es este blog algunos días, publico la primera entrada de junio nada más empezar el mes. Que quien todo quiere averiguar, por su casa ha de empezar.

Recuerdo hace años una clase en la Facultad de Psicología. El profesor de Psicología de la Personalidad nos recordaba que no siempre nos serviría usar frases hechas o refranes para entender las teorías psicológicas, porque encontraríamos frases a favor y frases en contra de cada planteamiento. El caso es que el refranero es una fuente interesante de saber popular y, tal vez en su búsqueda de la virtud del término medio o en su intento de explicar todas las realidades posibles, muchas veces se equivoca o nos confunde. A quien madruga, Dios le ayuda; pero no por mucho madrugar amanece más temprano.

Pero, ¿y si el refranero puede convertirse en una buena herramienta didáctica para entender la realidad? Esta es la locura de entrada que me propongo hoy, sin saber qué resultado deparará, y que continúa en la línea "para-científica" (en este caso paremiología) y subjetiva de muchas de las entradas de este blog. También de mis tiempos de Facultad, rescato el compendio constructivista de los diez mandamientos del aprendizaje de J.I. Pozo y me propongo recoger casi un centenar de refranes relacionados más o menos con ellos. ¡Empecemos!




I-Partirás de sus intereses y motivos

  • Para aprender, lo principal es querer.
  • El que desea aprender, muy cerca está de saber.
  • A la fuerza, ni el zapato entra.
  • Hace más el que quiere que el que puede.
  • Treinta monjes y un abad, no pueden hacer beber a un asno contra su voluntad.
  • Quien con amor trabaja, al otro lleva ventaja.
  • En calidad y en dura, más vale el saber que la hermosura.
  • La primera jornada del saber es querer aprender.


II-Partirás de sus conocimientos previos.

  • Lo que se aprende de cuna, siempre dura.
  • Lo que se aprende en la juventud florida, jamás se olvida.
  • Nadie nace enseñado.
  • Ignorar para preguntar y preguntar para saber, eso es aprender.
  • El que no sabe y sabe que no sabe, quiere aprender. ¡Enséñale!


III-Dosificarás la cantidad de la información nueva

  • No muchas cosas mal aprendidas, sino pocas y bien sabidas.
  • Más vale despacio prevenir que despacio arrepentir.
  • Más vale poco y bien arado que no mucho y arañado.
  • No leas muchas cosas: lee pocas y ahonda.
  • Vísteme despacio que tengo prisa.
  • Hasta arrancar un ajo cuesta su trabajo.
  • El que hace un cesto hace ciento, si le dan mimbres y tiempo.
  • Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero.
  • Va el Rey do puede, y no a do quiere.


IV-Harás que condensen y automaticen los conocimientos básicos

  • En este mundo para saber poco hace falta estudiar mucho.
  • Eso es saber, a su tiempo soplar y a su tiempo sorber.
  • No hay atajo sin trabajo.
  • Ver y más ver, para aprender; oír y más oír, para aprender y saber decir.
  • Manos que trabajan no son manos, sino alhajas.
  • El brazo a trabajar, la cabeza a gobernar.
  • De tejas para abajo, todo el mundo vive de su trabajo.
  • Lo que más trabajo cuesta, más dulce se muestra.
  • No presuma de tener ciencia quien no tiene experiencia.
  • Para coger peces hay que mojarse el culo.


V-Diversificarás las tareas y aprendizajes.

  • La ciencia quiere prudencia y tiempo de experiencia.
  • A la cama no te irás sin saber una cosa más.
  • En el andar y el vestir, serás conocido entre mil.
  • No sólo de pan vive el hombre.
  • Ni todos letrados ni todos sabios.
  • La práctica hace maestros.
  • A capar se aprende cortando cojones.


VI-Diseñarás situaciones de aprendizaje para su recuperación.

  • Lo que se usa, no se excusa.
  • Mejor se guarda lo que con trabajo se gana.
  •  Saber y saberlo demostrar, es valer dos veces.
  • Saber es acordarse.
  • Estudiante memorista, loro a simple vista.
  • Estudiar y no saber, es sembrar y no coger.
  • Saber y no recordar, es lo mismo que ignorar.
  • Yedra que no se pega al muro, tiene mal futuro.
  • Lo que bien se aprende, jamás se olvida.


VII-Organizarás y conectarás unos aprendizajes con otros

  • A hacer y deshacer llaman aprender.
  • Echar por el atajo, no siempre ahorra trabajo.
  • No corras sin saber andar.
  • Por el hilo sacarás el ovillo y por lo pasado lo no venido.


VIII-Promoverás la reflexión sobre sus conocimientos.

  • Estudiante tontiloco, por mucho que estudie sabrá poco.
  • Aprender sin reflexionar, es malgastar la energía.
  • Leer sin hacerse cargo de lo leído, tiempo perdido.
  • Para aprender, es menester entender.
  • Aquí yace quien nació y murió, sin saber nunca para qué vivió.
  • Mucho leer y bien entender, el mejor camino para saber.
  • El mucho estudiar, si no hay buena cabeza, es pura simplicidad.
  • Quien bien atiende, bien aprende si, además de oír, entiende.
  • Quien no entiende, no aprende.
  • El que mucho duerme poco aprende.
  • Más fácil es la obra juzgar que en ella trabajar.


IX-Plantearás tareas abiertas y fomentarás la cooperación

  • Donde fueres haz lo que vieres.
  • Ir contracorriente, no es de hombre prudente.
  • El mundo progresa con la gente que se atreve.
  • Cortesías engendran cortesías.
  • Hablando se entiende la gente.
  • Mientras vas y vienes, no falta gente por el camino.
  • La educación no está reñida con nadie.
  • Un dedo no hace mano, pero sí con sus hermanos.


X-Instruirás en la planificación y organización del propio aprendizaje

  • Lo que no se empieza, no se acaba.
  • El día que no me afeité, vino a mi casa quien no pensé.
  • Trabajo sin provecho, es hacer lo que está hecho.
  • Quien mucho abarca, poco aprieta.
  • Más vale un hoy que diez mañanas.
  • Estudiante que no estudia, en nada bueno se ocupa.
  • El que adelante no mira, atrás se queda.
  • Para aprender, nunca es tarde.
  • Quien tarde se levanta, todo el día trota.
  • Cada día estudiando, pasa el hombre de necio a sabio.
  • El saber no ocupa lugar y por mucho que tengas le puedes aumentar.


Y estos diez mandamientos, según Pozo, se encierran en dos:
1. Reflexionarás sobre las dificultades a que se enfrentan tus aprendices y buscarás modos de ayudarles a superarlas.

  • Para ser maestros poco sabemos; pero enseñando aprendemos.
  • ¿Enseñar sin saber?: como no sea el culo, no sé qué.
  • Enseñar, es volver a aprender.
  • Quien hace lo que puede no está obligado a más.
  • Salomón, que todo sabía, de los niños aprendía.
  • Si quieres aprender, enseña.
  • Ni todos los que estudian son letrados ni todos los que van a la guerra son soldados.
  • Costumbres de mal maestro sacan hijo siniestro.
  • De mal maestro no sale discípulo diestro.
  • No diga ninguno: no puedo aprender; tanto hace el hombre cuanto quiere hacer.
  • Aunque vestido de lana, no soy borrego.
  • Se ahoga más gente en los vasos que en los ríos.


2. Transferirás progresivamente a los aprendices el control de su aprendizaje sabiendo que la meta última de todo maestro es volverse innecesario.

  • Viendo trabajar al maestro, se aprende el oficio presto.
  • Aprende de maestro y vendrás a ser diestro.
  • Sí quieres saber mucho más, enseña lo que sabes.
  • Por loco se ha de juzgar, a quien sin aprender quiere enseñar.
  • El sabio siempre quiere aprender, el ignorante siempre quiere enseñar.
  • Sabio, comunica tu saber, que hay muchos deseos de aprender.
  • Sabio que sólo sabe para sí, no vale un maravedí.
  • Cada uno es maestro y artífice de su fortuna.
  • No hay mejor herencia, que trabajo y diligencia.
  • Somos tan ignorantes, que debemos de aprender de otro ignorante.
  • El buen discípulo pasa al maestro.
  • Viendo trabajar al maestro, se aprende el oficio presto
  • Tu saber es tu valer.
  • A quien trabaja, no le falta su paga.
  • Dudoso es heredar y seguro trabajar.
  • Quien sabe en todas partes cabe.


¿Te han gustado estos refranes? Saber refranes poco cuesta y mucho vale. ¿Conoces otros? Puedes dejar tus ideas en comentarios. Gracias, por cierto, a todos los que os pasáis por aquí y habéis ayudado a que este blog llegue a las 5.000 hoy. La verdad, no sé si son muchas o pocas, pero le hacen sentirse a uno acompañado.


Enlaces relacionados:

4 comentarios:

  1. Me estaba tomando en serio esto hasta que he leido lo de 'A capar se aprende cortando cojones'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves lo ilustrativo que es el refranero

      Eliminar
  2. El que más me gusta es el que habla de que sin memoria es imposible el aprendizaje

    Yedra que no se pega al muro, tiene mal futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es muy bueno, me alegra que te guste. Gracias por comentar.

      Eliminar