¿Podemos escribir juntos un blog sobre educación con muchas más preguntas que respuestas?

Secciones del blog:

lunes, 2 de julio de 2012

¿Cómo manejar los comportamientos disruptivos en el aula? Principios psicoeducativos

Tomada de www.transdisciplinarte.blogspot.com.es 

Que el grupo funcione como tal y de una manera positiva es la primera meta de los docentes. Sin embargo, es habitual que surjan problemas y conflictos. ¿Cómo manejar esos comportamientos disruptivos en el aula? 

Por suerte, lo bueno de las redes sociales es que de vez en cuando te encuentras sorpresas muy agradables en forma de blog. Carmen Y. Reyes es una psicóloga educativa originaria de Puerto Rico y que lleva a cabo su trabajo en Brooklyn, NY. Su blog, "The Psycho-Educational Teacher", merece una lectura atenta y para mí es una fuente casi inagotable y sistematizada de conocimientos sobre Psicología de la Educación. 

¿Cómo podemos resumir los principios de la Psicología Educativa aplicada al control de conducta en el aula? Logremos que los alumnos comprendan que ellos mismos son quienes eligen su conducta para que entiendan que también pueden cambiarla. Carmen Y. Reyes lo resume muy bien en este párrafo:


"Once children understand that they choose their behavior, they also understand that they can change their behavior. Psycho-educational teachers believe that strengthening children’s coping and social problem solving skills is therapeutic. The psycho-educational or therapeutic model is one of social problem solving and socio-emotional growth rather than disciplining and punishment." 

Tomada de http://www.classroommanagementonline.com/cartoon.gif


Intentaré hacer a continuación una traducción lo más correcta posible de los principios educativos recogidos por Reyes. Mantengo el original en inglés porque así podéis juzgar por vosotros mismos esos principios:



Classroom Management of Disruptive Behavior: Psycho-Educational PrinciplesGestión de los comportamientos disruptivos en el aula: Principios psicoeducativos

  • 1. One size does not fit all. The process of behavioral change must be sensitive to and acknowledge the unique socio-emotional needs of the disruptive student.

1. Lo mismo no sirve para todos. El proceso de cambio de comportamiento debe ser sensible y reconocer las necesidades socio-emocionales específicas de cada alumno con conducta disruptiva.

  • 2. Relationships with students are dependent on language. For therapeutic and growth promoting relationships, we need to use positive language.

2. Nuestra relación con los estudiantes depende del lenguaje. Para lograr relaciones terapéuticas y que promuevan el crecimiento, tenemos que utilizar un lenguaje positivo.
  

  • 3. Positive messages and high expectations generate positive emotional and behavioral responses. Critical and negative messages generate negative behavioral responses.

3. Los mensajes positivos y las altas expectativas generan respuestas emocionales y conductuales positivas. Los mensajes críticos y negativos generan respuestas conductuales negativas.

  • 4. By changing our messages and vocabulary from critical to supportive and positive, we shape children’s behavior and get better class control.

4. Si cambiamos nuestros mensajes y vocabulario crítico por mensajes y vocabulario positivos y de apoyo, moldeamos la conducta de los niños y logramos un mayor control de la clase.  

  • 5. We can reduce disruptive behaviors by communicating positive expectations. What we expect influences what we get.

5. Podemos reducir las conductas disruptivas verbalizando expectativas positivas. Lo que esperamos influye en lo que conseguimos.

  • 6. Approaching classroom situations differently can change students’ behavior and the classroom atmosphere.

6. Si afrontamos cada situación que se produce en la clase de un modo diferente, podemos cambiar la conducta de los estudiantes y el clima grupal de la clase.

  • 7. Responding differently to disruptive behaviors in the classroom empowers the teacher. Our greatest power is the power to choose how we are going to react to our students’ disruptive behaviors. We can treat difficult and disruptive behaviors as a challenge or as a threat.


7. Responder de manera diferente a los comportamientos disruptivos en el aula fortalece la competencia del docente. Nuestro mayor poder es el de poder de elegir cómo vamos a reaccionar ante los comportamientos disruptivos de nuestros alumnos. Podemos afrontar los comportamientos difíciles y disruptivos como un desafío o como una amenaza.


  • 8. Psycho-educational teachers see students’ disruptive behaviors as an opportunity to help children develop more productive and effective ways of thinking, feeling, and behaving.


8. Los docentes que siguen principios psicoeducativos ven los comportamientos disruptivos de los alumnos como una oportunidad para ayudarles a desarrollar formas más productivas y eficaces de pensar, sentir y comportarse.


  • 9. The disruptive student does his behavior, but he is not his behavior. Disruptive behaviors are dysfunctional behaviors, not a fixed personality characteristic. In other words, the behavior is the problem; the child is not the problem.


9. El estudiante con un comportamiento disruptivo se comporta de ese modo, pero no se le puede reducir a ese comportamiento: no es disruptivo, se comporta de manera disruptiva. Las conductas disruptivas son conductas disfuncionales, no una característica fija de la personalidad. En otras palabras, el comportamiento es el problema, el niño no es el problema.


  • 10. Disruptive behaviors are actions capable of change.


10. Los comportamientos disruptivos son acciones sujetas a cambio. 


  • 11. Positive and therapeutic relationships with adults shape social roles, problem solving skills, and decision-making.


11. Las relaciones positivas y terapéuticas con adultos moldean los roles sociales, habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones.


  • 12. Some rapport with children arises naturally, some we have to create.


12. Algunas formas de interacción con los niños surgen de manera natural; otras tenemos que crearlas.


  • 13. Teachers can enhance children’s socio-emotional growth. Students that exhibit disruptive behaviors can grow socio-emotionally and can improve themselves.


13. Los docentes puede potenciar el crecimiento socio-emocional de los niños. Los alumnos que presentan conductas disruptivas pueden crecer socio-emocionalmente y pueden mejorar por sí mismos.


  • 14. We can teach self-control and self-management of behavior. In the psycho-educational classroom, the long-term goal of discipline is to develop self-awareness, self-direction, and self-control.


14. Podemos enseñar autocontrol y autogestión de la conducta. En el aula que sigue principios psicoeducativos, la meta a largo plazo es el desarrollo de la auto-conciencia, auto-dirección y auto-control.


  • 15. Students engage in fewer disruptive behaviors when they believe that they have the skills to control (self-manage) their behavior.


15. Los alumnos participan en un menor número de conductas disruptivas cuando creen que tienen las habilidades para controlar su comportamiento (autocontrol y autogestión).


  • 16. Students are empowered in behavioral change and self-control when they believe that their effort makes a difference. 


16.Los alumnos se sienten más preparados para el cambio de comportamiento y el autocontrol cuando confian en que su propio esfuerzo sirve para algo.


  • 17. Self-management of behavior stems from the child’s personal understanding and decision-making skills, rather than being founded in external controls and reinforcement.


17. La auto-gestión del comportamiento del niño es una consecuencia de la comprensión de sí mismo y de sus habilidades de toma de decisiones; no se basa simplemente en estímulos o reforzadores externos.


  • 18. Students have the resources they need to improve their behaviors. The psycho-educational teacher’s role is to notice those resources and to ally with the child in the process of behavioral change.

18. Los alumnos cuentan con los recursos que necesitan para mejorar su comportamiento. El papel del profesor que sigue los principios psico-educativos es ser capaz de ver esos recursos y trabajar con el niño en su proceso de cambio de comportamiento.

Si os interesa este modelo de docente, no olvidéis visitar el blog de Carmen Y. Reyes. Hay muchas cosas interesantes que aprender en él.

6 comentarios:

  1. De vuelta de todo ya, a punto de poner al día este blog en cuanto saque un rato. Muy pronto. Un saludo al puñado de lectores del blog.

    ResponderEliminar
  2. Uf, acabo de leer este post, veo que con un poco de retraso, pero me ha tocado la moral (como se suele decir), en este caso como padre. A ver, tengo un hijo con 9 años, y desde el año pasado que cambiaron de tutora, en su clase andan sin rumbo. La tutora es una chica joven, casi sin experiencia, y la poca que ha tenido ha sido con chicos al menos un par de años mayores. Nuestra clase es un poco complicada, primero por el número excesivo de alumnos (más de treinta), y segundo por las singularidades de muchos de estos niños (tenemos más de un caso de hiperactividad, dislexia, varios con problemas de comprensión, lectura y lenguaje...). Que conste que no estamos en ningún barrio "discriminado", ni nada por el estilo. Hasta el curso pasado, los profesores decían que eran niños muy movidos, que les gustaba mucho hablar, pero nada más allá. Pero cuando cambiaron a esta tutora, el curso se les ha escapado de las manos. Dicen que los niños no obedecen, "pasan" cuando les regañan, les tienen amenazados con no salir de excursión etc., y eso no surge ningún efecto. Yo mismo le he planteado a la tutora opciones más positivas, pero según ella no funcionan. Así que, ¿qué podemos hacer? Porque yo lo que me temo, es que estos dos años que van a estar con ella, sólo les van a servir para perderse un poco como personas, acostumbrarse a que todo sea un caos y no haya que seguir ningún orden, y en fin, a perder muchas posibilidades de educación y aprendizaje (no de materias, sino de modo de vida).
    Y yo me pregunto, cómo se le puede hacer ver a quien no quiere ver, que el problema, en este caso, no es de los niños, sino de quien no sabe llevarlos...

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu atenta lectura y por tu comentario. Te diré que siempre he pensado que el elemento diferencial de un buen educador es su capacidad y disposición para aprender y mejorar; la falta de experiencia no es el problema, pero sí lo es no querer ver o buscar alternativas cuando algo no funciona del todo bien. El grupo del que hablas puede ser "difícil" y me parece correcto que la tutora pida que los padres apoyen su labor y su autoridad con los alumnos, pero es ella quien tiene que gestionar la dinámica del grupo día a día. Si hablas con la maestra, muéstrale siempre tu confianza en su profesionalidad y simplemente sugiérele que intente nuevas cosas con el grupo, que parece no responder al castigo y a la amenaza (algo por otro lado normal). Recuérdale que un grupo funciona cuando consigues que tengan un objetivo común que reporta consecuencias positivas, intentar que se "porten bien" para evitar un castigo común (¡os quedáis sin excursiones!) no les une precisamente, pues el planteamiento debería de ser precisamente el contrario (si sois capaces de trabajar juntos, podéis conseguir algo para todos y cada uno). El efecto que están consiguiendo es justo el contrario: todos culparán al resto de sus compañeros por estar castigados. No me gusta dar consejos sin conocer a fondo la situación, aunque te recomiendo que transmitas tus ideas a la maestra mostrándole tu confianza en ella y tu respeto a su trabajo. De momento ella parece que prefiere culpar a los alumnos de la situación; si se siente criticada, también culpará a los padres, y aumentará su bloqueo para intentar buscar alternativas. Releo mi respuesta y no sé realmente si te puede ayudar mucho. Como digo en la cabecera del blog, tengo muchas preguntas y quizá pocas respuestas. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Realmente tus planteamientos son una buena ayuda para quienes llevamos la enorme responsabilidad de la enseñanza, aunque por años ha sido fuertemente cuestionada... Imagino que la maestra intenta hacer (como todos nosotros) lo mejor que puede, pero hay variabled a considerar, la colaboración y el entorno significativo del discente no siempre son los más cónsonos para el éxito. Recuerden que se educa en casa y se enseña en la escuela, no podemos hacer milagros aunque lo deseemos con el corazón. No nos trancamos, lo intentamos y eso es más de lo que muchos padres hacen... Requerimos el aporte de cada uno para minimizar situaciones problemáticas de índole social-emocional-conductual. Cierto cuando señalas que la conducta disruptiva es una manifestación de una parte de la personalidad, pero ella está fuertemente sujeta a las interacciones de la persona con sus semejantes, el medio ambiente, el factor genético, las experiencias, aprendizajes, las emociones... y una larga lista más, y se necesita una formación adecuada del profesional de la docencia, o en su defecto, la asistencia de especialista en orientación de la conducta (no en todas las escuelas los hay), porque en muchos más casos de los que creemos, se precisa una atención terapéutica. No es fácil nuestra labor, y sé que no la cuestionas, pero considero firmemente que se nos ha limitado la preparación profesional para afrontar adecuadamente los problemas actuales, y debemos autoayudarnos constantemente para superar esta debilidad. No es lo mejor, pero resulta más que dejar pasar las cosas sin hacer nada. La conducta humana es tan compleja como la diversidad de teorías e investigaciones ha suscitado. Por último, me parece importante que refieras que prefieres no hacer juicios de valos sin conocer detalladamente la situación, eso es correcto. Para estudiar una determinada conducta hay que ir hacia atrás, ver los muchos factores que la produjeron, sin excluir las emociones... Gracias, me ayuda bastante, espero leerte en otras ocasiones. Me tomé el atrevimiento de promocionar el blog en mi muro. Suerte.
    Perdona lo extenso...
    Graylis Guevara

    ResponderEliminar
  5. es increíble que con lo mayorcitos que sois tengáis tiempo para estas tonterías, seguir los pasos del rey y así llegareis muy muy lejos. Asta la vista pringaos!!!!!!

    ResponderEliminar