sábado, 5 de enero de 2013

¿Qué regalos - y cuántos - dar a los niños y niñas en Reyes?

Mientras estaba estudiando, durante varios años trabajé en navidades en un centro comercial como "cartero real", recogiendo las cartas y peticiones de los niños a los Reyes Magos. Fue una experiencia personal muy interesante, unas verdaderas prácticas remuneradas de psicología evolutiva. Personalmente, más que juguetes, que se "heredaban" de unos a otros, en mi casa era más habitual aprovechar "el día de los regalos"  para cosas más prácticas, como renovar el vestuario o el calzado.

Botas, de Vincent Van Gogh - Fuente: Rubén Sada

Hace unos días leí un artículo de María Paz López en La Vanguardia con opiniones de pedagogos y psicólogos sobre cuántos regalos dar a los niños y niñas en Reyes. Recojo aquí esas opiniones junto a otras de pediatras, docentes y otros profesionales:

  • Mari Paz López (periodista): "Muchos psicólogos, pedagogos y profesionales del ámbito infantil llaman a evitar el exceso y sugieren que los obsequios sean sólo tres, aunque ellos mismos recalcan que no hay que tomarse la cifra de modo literal, sino como un llamamiento a la sensatez."
  • Antonio Redondo (pediatra): "Los juguetes que facilitan demasiado las cosas, limitan la capacidad inventiva, la creatividad y la educación de los niños. 
  • Laura Arnaiz: "El juguete debe servir de diversión y entretenimiento. Pero, a la hora de comprarlos, deberíamos estar pendientes de que cumplan estos siete objetivos: que cumplan las normas de seguridad vigentes; que no sean sexistas; que sean adecuados a la edad del niño y a su momento evolutivo; que no sean muy sofisticados; que fomenten la comunicación; que sean agradables para los sentidos del niño; y que no sean bélicos ni violentos."
  • Maria Victòria Gómez Serés (pedagoga): "Los niños no son capaces de asimilar ni valorar los regalos si son excesivos; todos tenemos la experiencia de que, cuando hay superabundancia, los niños sólo abren regalos, pero no aprecian su contenido. Por eso es necesario valorar cuáles harán más ilusión a nuestros niños. Jamás se debe presentar un regalo como premio al esfuerzo. El regalo es un regalo, es decir, algo que se da gratuitamente sin esperar nada a cambio, para hacer feliz a otro o porque me da la gana simplemente. El esfuerzo forma parte de la vida humana; es necesario para conseguir lo que nos proponemos. Por ejemplo, un estudiante debe esforzarse por sacar buenas notas, porque es su obligación, y no se debe premiar con un regalo. Se le puede hacer un regalo 'porque estamos contentos con su trabajo', pero no porque se haya esforzado; esa es su tarea ante la sociedad".
  • Miriam Santiago (profesora): "No resulta nada beneficioso para los niños el darles todo lo que piden, porque no valoran nada, muchos de ellos se están volviendo sumamente egoístas, cuanto más tienen más quieren, abren los envoltorios, los miran durante un rato y en ocasiones ni siquiera juegan con ellos porque están atiborrados"
  • Elena Borges (psicóloga clínica): "Ningún crío se quejará nunca por recibir muchos juguetes, pero hay que evitar regalarles con desmesura y abundancia porque se les insensibiliza ante el verdadero valor del regalo: la generosidad y el cariño de quienes lo hacen. Si se acostumbra a los más pequeños a obtener todo lo que se les antoja hace que los niños crezcan con una fuerte intolerancia a la frustración que seguramente les pasará factura de adultos. También es importante que, ante el boom de la tecnología, no se olviden de los otros juguetes, es decir, los creativos y los socializadores. Entre los primeros se encontrarían todos aquellos que estimulan la imaginación de los más pequeños, desarrollando sus fantasías y deseos y, sobre todo, que son capaces de discernir entre lo real y lo imaginario. Hay que buscar regalos adecuados para los niños y evitar la sobreabundancia de ellos, ya que muchas veces lo que se intenta es compensar, por ejemplo, la falta de tiempo que los progenitores no pasan con sus hijos. El mayor regalo es el de mayor valor humano, no el más caro o los más numerosos"
  • Ana Martínez Rubio (pediatra): "El niño pequeño necesita a una persona que juegue con él y que le mire y le hable. Es muy importante para favorecer la maduración del lenguaje y la sociabilidad”
  • Cristina Dueñas (pedagoga): "Si se acostumbra al niño desde bien pequeño a darle todo lo que se le antoja puede terminar perdiendo la noción de esfuerzo que se requiere para conseguir las cosas, algo perjudicial cuando se haga adulto. Mientras que los videojuegos suelen ser una práctica en solitario, los juegos de mesa y variantes enseñan a los niños a interaccionar con más gente y los capacita para crear lazos afectivos sanos con su entorno. Además, es de vital importancia que los críos aprendan desde pequeños a ganar y perder, porque esto es parte de la vida".
  • Miguel Martínez (psicólogo y orientador): "Se produce una sensación de abundancia irreal, que en plena crisis económica como la actual, hace que el niño no participe ni se conciencie; y al final, se devalúa el regalo. Es necesario dialogar con el resto de la familia, a no eludir su responsabilidad; a que pidan a los familiares que no contribuyan a maleducar a los hijos a través del exceso. Los regalos deberían recibirse también en la medida en que el niño se los está ganando, son también producto de un esfuerzo; es un aprendizaje que le acompañará toda la vida. Regalar carbón es regodearse en el fracaso, un castigo emocional muy duro e innecesario. Mejor enseñar solidaridad; los regalos que los Reyes no llevan a esa casa irán a otros niños que quizá los necesitan más."
  • Marta Fernández (maestra infantil y directora de escuela)"Es una forma de orientar a los padres, porque a veces la gente no sabe por qué cuantía apostar, y está claro que, no por recibir más juguetes, el niño va a ser más feliz. El exceso anula la fantasía y la imaginación de los niños; demasiado estímulo puede generar aburrimiento. Lo importante es que los juguetes estén bien elegidos, para aprovechar al máximo su potencial".


Y, como regalo de Reyes, os dejo este breve cuento-poema gaucho para Reyes: "Un par de botas", de Carlos Portela


Vídeo editado por Alexis F. Ruiz

Enlace recomendado:

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar