sábado, 8 de junio de 2013

Dificultades de aprendizaje y trastornos de conducta: ¿cómo intervenir?



Tengo por costumbre utilizar este blog para "pasar a limpio" algunos de los apuntes que tomo durante los cursos o charlas a los que asisto. No pretende ser un análisis exhaustivo ni literal de lo explicado, pero pueden dar una idea de lo que se trató durante el seminario.
  • En los últimos años hemos observado un aumento en la demanda de familias y/o profesorado que observan dificultades que interfieren el desempeño de los niños: -Dificultades académicas (lecto-escritura,cálculo, ...); - Problemas conductuales; -Dificultades en las relaciones sociales; - Importantes problemas de autoestima; -Padres cansados, frustrados y con sentimientos negativos de autocrítica.
  • Los trastornos del aprendizaje y de conducta afectan a entre el 3% y el 8% de la población en edad escolar.
  • Los niños con problemas de aprendizaje o trastornos disruptivos, sin el diagnóstico adecuado, tienen una elevada predisposición a sufrir fracaso escolar, conductas adictivas e inestabilidad familiar y laboral.
  • Es necesario dar un nuevo enfoque al tratamiento de estos niños desde un equipo multidisciplinar (formado por profesionales de la medicina, la neuropsicología, la logopedia, la terapia ocupacional, la fisioterapia…), así como advertir sobre los primeros signos de alarma que pueden detectarse en el aula.
  • Es necesario derivar a estos niños, cuanto antes, a centros especializados para que puedan recibir un tratamiento individualizado centrado en sus necesidades. Hay una tendencia a dejar "madurar", a dejar pasar el tiempo "para ver si remonta". ¡Más vale prevenir que curar! Cuando el alumno no va al ritmo de su clase y su comportamiento difiere claramente de sus iguales, es importante derivar cuanto antes a especialistas. 
  • El objetivo común es evitar el fracaso escolar y las dificultades emocionales derivadas del mantenimiento de estas situaciones.
  • Es necesario un diálogo entre los dos colectivos (clínico y escolar) que tienen un objetivo común: trabajar y guiar  a los niños para asegurar un adecuado desarrollo escolar y personal.
  • Niños y adolescentes acuden a la Unidad de Rehabilitación Infantil tras una mala adaptación escolar, bien sea por dificultades académicas y/o por sociales. El trabajo transdisciplinar puede ayudarles ante los problemas más frecuentes en la escuela (dificultades de aprendizaje, trastornos por déficit de atención, problemas de conducta…). 
  • Desde la Unidad de Rehabilitación Infantil aparecen casos con antecedentes como: prematuros o grandes prematuros, cardiopatías y otras enfermedades, daño cerebral de diferente grado, efectos de uso de medicaciones en la infancia, ... En muchos casos, como mencionaba el neuropsicólogo Juan Manuel Muñoz Céspedes, se da "el fracaso del éxito". Niños que antes no sobrevivían, gracias a los avances médicos, vuelven a casa desde el hospital con dificultades que no se atienden.
  • El perfil de estos alumnos puede incluir un amplio abanico de dificultades: dificultades académicas, problemas de conducta, malas relaciones sociales con iguales, dificultades que aparecen ya desde el inicio de la escolarización, niños con antecedentes médicos, niños que no tienen una patología neurológica evidente pero padecen trastornos específicos del desarrollo de ciertas capacidades (dispraxia, dislexia, ...).
  • Las dificultades que aparecen con mayor frecuencia son: cociente intelectual (CI) ligeramente más bajo aunque dentro de la media, problemas de atención y memoria, déficit en el funcionamiento ejecutivo (déficit de planificación, priorización, organización, ...), problemas en la adquisición de la lectoescritura, dificultades para adquirir comportamientos propios de su edad, ...
  • Los criterios para el diagnóstico de TDAH y dificultades de aprendizaje son subjetivos. No todos los alumnos diagnosticados de TDAH lo son y puede haber comorbilidad.
  • Es importante recordar que no hay niños vagos: los niños disfrutan aprendiendo. Si no lo hacen, es muy probable que sea porque no pueden, porque algo se lo impide.
  • Debemos centrarnos en el impacto de estas dificultades en la vida diaria del niño: en su entorno escolar, en el entorno del hogar, en sus relaciones sociales, ...
  • Los educadores deben conocer los signos de alarma para saber cuándo derivar. Entre los signos de alarma a cualquier edad, destacamos: conductas de aislamiento, conductas impulsivas que propician accidentes, comportamiento "excesivamente invasivo con los otros" (parecen no controlar su cuerpo), conductas agresivas y/o autoagresivas, chupa o mastica objetos no comestibles, búsqueda de movimiento y estimulación, ausencia de juego simbólico, ...
  • El fracaso escolar es una de las grandes preocupaciones actuales en nuestro país. Las razones son múltiples, pero entre ellas se encuentra la falta de una detección y atención precoz de problemas presentes en los niños, en la mayoría de los casos, desde el inicio del colegio. Dichos problemas van desde comportamientos disruptivos a problemas en el aprendizaje de diversa índole. Su detección y atención precoz ayudarán en muchos casos a solucionarlos o, en su defecto, a minimizar las dificultades, y evitar falsas atribuciones (por parte de la familia y/o colegio) que puedan influir de forma negativa en la conducta e inteligencia emocional de estos niños.
  • El tratamiento precoz incluye pautas específicas e individualizadas, también para su entorno familiar y escolar. 
Durante el seminario se presentaron 3 casos que sirvieron para ver el modo de trabajo de esta unidad. Durante el turno de preguntas, varios asistentes recordaron la escasez de recursos realmente especializados y la dificultad para acceder a ellos.



Me gustó mucho el enfoque transdisciplinar y colaborativo empleado. También que destaquen la importancia de la prevención, de la evaluación y de la intervención precoz. Recomiendo asistir a los  próximos seminarios que ofrezcan. Puedes estar al día en la cuenta de Twitter de la Red Menni. He iniciado un debate abierto en el grupo de "Orientadores educativos" en LinkedIn sobre la evaluación e intervención precoz en dificultades de aprendizaje y trastornos de conducta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada