martes, 18 de junio de 2013

¿Sin servicio?

Sino a quien conmigo va”, leyó en el último verso del romance, justo antes de levantar la mirada del libro aquella fresca mañana de junio. Aún dentro del vagón, recordó treinta años como maquinista, taquillero, revisor, mecánico, limpiador … de sus alumnos de Literatura; pero, sobre todo, como un viajero de cercanías más, aprendiendo junto a adolescentes sin billete de vuelta. El tren se detuvo. Se abrieron las puertas. La megafonía interrumpió la analepsis. No, no prestaba servicio. Debía desalojar el tren y esperar en el andén. Nunca antes se había sentido tan pasajero, tan efímero.



Este es el relato que presenté al VII Certamen de relatos Breves "El tren y el viaje" de Cercanías Renfe 2013, en 99 palabras. Lo escribí precisamente en un trayecto de cercanías.

Acabo de ver los relatos ganadores, muy buenos. Os recomiendo leerlos. Mi relato es un modesto homenaje a todos esos profesores que están a punto de dar las últimas clases de su carrera. ¡Gracias por vuestro trabajo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario