sábado, 15 de noviembre de 2014

¿Devuelves al agua parte de lo que pescas en red?

Durante el último curso, coordiné un taller sobre orientación educativa con TIC y en red organizado por la Asociación de Orientadores y Orientadoras de Málaga que titulamos "Pescando contigo y con TIC". Este curso, tendré experiencias similares en Granada, Madrid, Vitoria, ... y desde donde  tengan a bien llamarme. Aprender y enseñar como las dos caras de una misma moneda.

Pictogramas de ARASAAC CC
Mi padre siempre ha sido muy aficionado a la pesca de río y desde pequeño pescaba - o lo intentaba - con caña, sedal y carrete en el pantano cercano al pueblo de mi madre. Son muchas las aptitudes y actitudes que te permite desarrollar la pesca, como la atención, paciencia, perseverancia, conocimiento del entorno, ... Pero, a pesar de poder compartir lo pescado con otros, este tipo de pesca no deja de ser una actividad un tanto solitaria y marcadamente introspectiva que te permite, con suerte, llenar tu cesta, pero que no llega a satisfacerte de manera completa.

Con excepciones, nuestra formación ha sido en general muy parecida a este tipo de pesca, con muchos momentos en los que la tarea consistía en "pescar" solos, ante un libro, las ideas fundamentales que podían preguntarnos en el siguiente examen. He disfrutado de muchos de estos libros, aunque también he sufrido, como tantos estudiantes, cuando me pedían retener (memorísticamente) los peces más difíciles de pescar, como escurridizos datos, fechas, fórmulas, ... Peces interesantes para ver en un documental o localizar entre el resto en el Zoo Aquarium, pero de difícil digestión y con poco valor nutritivo a medio y largo plazo.

Hace un par de años, bastante tiempo después de haber logrado mi titulación universitaria, me acerqué a las redes sociales e inicié este blog como una nueva forma de seguir aprendiendo, pescando. Tuve que cambiar mis rudimentarias técnicas de pesca. En esta pesca en red y con red, otros muchos pescadores compartían sus peces, los mezclaban para crear nuevas especies y estaban disponibles para salir de pesca juntos.

Desde entonces, he participado en proyectos compartidos e incluso he iniciado algunos muy modestos pero a los que se han unido otras personas. Creo que juntos estamos cambiando la filosofía de simplemente "copiar y pegar" lo que se encuentra en internet. Me siento orgulloso de estar contribuyendo, en la medida de lo posible, a construir espacios para la interacción entre orientadores y educadores en general.
Fuente: Releasethefish.se

Por eso hace tiempo que no guardo la mayoría de los peces que pesco, sino que los devuelvo a pequeños ríos o a anchos mares a través de redes sociales, blogs, scoop.it, ... Con el tiempo he comprendido que este tipo de pesca con otros y en red me produce muchas más satisfacciones. Un comentario en el blog, una charla informal a través de redes sociales o encontrar y desvirtualizar a personas de las que aprendo cada día son razones para seguir adelante, para seguir aprendiendo de esta manera.

Por muchos peces que quieras pescar, tu cesta (memoria interna) tiene una capacidad limitada. En cambio, estos espacios que compartimos (memoria externa y colectiva) pueden mantener disponibles, a pocos clicks de distancia, una variedad infinita de peces.

Este principio de curso he tenido que adaptarme a un nuevo centro. Sin todo lo que me aporta esta red, me hubiera sentido aún más perdido y desbordado.

Como educadores y/o como orientadores tenemos, como en otras muchas profesiones, un trabajo gratificante y generoso, en el que para enseñar no dejamos de aprender cada día. Es frustrante dar a veces con algunos pescadores y pescadoras que no devuelven nunca al agua nada de lo pescado y que siguen transmitiendo al alumnado esta misma concepción solitaria, acaparadora y aglutinadora del aprendizaje.


Y tú, ¿devuelves al agua parte de lo que pescas en red?

3 comentarios:

  1. Es algo muy a tener en cuenta... hay mucha gente que su frase es "si te digo más sabes más que yo..." en vez de sentirse orgullosos por tener el poder de enseñar a sus conocidos o gente que le siga.

    ResponderEliminar
  2. No es cuestión de poder, es sentirse acompañado en el camino de seguir aprendiendo mientras trabajas en educación y aportar a los otros, otras que te acompañan
    en el camino igual que ellos, ellas te enriquecen a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alberto M.25 mayo, 2016

      Muchas gracias, Celia. Estoy de acuerdo en que todos aprendemos de y junto a otros en educación.

      Eliminar