lunes, 20 de abril de 2015

¿Por qué hacen falta más "brasas" en educación?

Fire - Tomado de "The nature of the world"
Por noveno año, se han convocado los Premios Espiral de Edublogs y, entre los más de 800 candidatos, casi 50 nos hemos presentado a la categoría "Reflexión educativa".

Hace pocos días, Juanfra Álvarez publicaba una entrada sobre la posible muerte del blog educativo. Es cierto que de algunos de los referentes sólo quedan cenizas, pero cada año encuentro nuevos blogs que mantienen la llama y veo que otros se resisten a la quema con una salud de hierro incluso tras 10 años en la brecha.

Cada curso espero con avidez el cierre del plazo de cada edición de los premios de Edublogs para echar un vistazo a blogs que aparecen con fuerza y gran calidad; un puñado van a parar a mi lista de lectura RSS habitual, dotándola de "nuevos sabores".

De entre todos ellos, la mayoría plantea experiencias y recursos, cantidades ingentes de buenas prácticas y recetarios aplicables. Ante tal abundancia, muchas veces me planteo si es oro todo lo que reluce y cómo la falta de honestidad nos impide hablar más abiertamente de las cosas que no acaban de salir bien, de los asados que nos quedan algo crudos. Todos sabemos que existen muchas "malas prácticas en educación", "leones-come-gambas educativos" de difícil digestión. Sería bueno crear una sección en esta línea como contrapunto.


Entre la categoría de reflexión educativa, es más frecuente encontrar brasas que platos ya precocinados en el microondas usando el botón de "copia y pega". Somos las "brasas" y los "brasas" de la blogosfera educativa; mantenemos a los lectores en ascuas sobre qué "espetaremos", cual sardinas malagueñas, en nuestra próxima entrada. Muchos nos verán tal vez como solitarios "tíos de la vara" o "cansinos históricos". No les falta razón, pero precisamente por eso, creo que los candidatos del ámbito de la reflexión educativa, somos - si se me permite decirlo - los que más nos merecemos una peonza. Y no lo digo porque el resto de blogs presentados a otras categorías sean peores o menos necesarios, sino porque nuestros blogs parecen habitualmente peonzas girando en torno a ideas y preguntas sin respuesta que se nos pasan por la cabeza y a las que les damos una vuelta más cada cierto tiempo. En mi caso, llevo ya más de cien "trompos" alrededor de la orientación, la innovación, la formación, el aprendizaje en red y la necesidad de una atención a la diversidad de calidad. Son las cosas que se me pasan habitualmente por la cabeza, así que no es sencillo evitar repetirme más que el ajo.


¡En fin! Simplemente escribo porque me gustan estas semanas previas a la decisión sobre los blogs que serán finalistas en las que uno puede leer toda esta blogoteca de cientos de blogs sin estar condicionado por etiquetas y tomar notas mentales para nuevas entradas.

Se me olvidaba la pregunta de esta entrada. ¿Por qué hacen falta más "brasas", más reflexión educativa en educación? Porque tal vez en algunos de estos blogs encontremos claves que enciendan la mecha del cambio educativo; eso es lo que hacemos, mejor o peor, los 48 candidatos de este año, pensando y repensando la educación, con preguntas y dudas que, si no terminan en una entrada, nos queman.

PD: Mucha suerte a todas las autoras y autores participantes en esta edición de los Premios.

PD2: Al final este blog no ha podido ser de nuevo finalista, como en 2013. Sí ha quedado entre los finalistas mi otro blog, http://orientapas.blogspot.com.es/. Que mis dos blogs hayan sido finalistas, en 2013 y en 2015 respectivamente, es un orgullo teniendo en cuenta que cada año se presentan más de 800 blogs de gran calidad de los que seguir aprendiendo.

5 comentarios:

  1. Genial entrada, Alberto. No sé si tendrás peonza o no, pero para mí este espacio (& Orientapas, of course) son referentes y ejemplos claros de blogs de calidad. La suerte es nuestra por poder leerte. Un abrazo bien fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ramón. Para mí tu blog "De vuelta" es el favorito en la categoría de reflexión educativa este año. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hacía tiempo que no te leía. No pero dejarlo tanto! Me encanta "escuchar" tus palabras. Ánimo. Otra vuelta a la peonza.

    ResponderEliminar
  3. Hola "brasas" :-) con un blog como este estoy más que seguro que terminaras consiguiéndolo, no se por qué me da. Estas echo todo un crack digno de cualquiera que te siga. Un abrazo y suerte (aunque no creo que la necesites)

    J.

    ResponderEliminar
  4. ¡Vivan los brasas! Un abrazo Alberto y ánimo con esta tarea agotadora de dar la vara.

    ResponderEliminar