domingo, 12 de abril de 2015

¿Son necesarios tantos Grados y Dobles Grados universitarios?

Viñeta de Forges - Fuente: Flickr
Durante este curso, como orientador en Secundaria y Bachillerato, he intentado estar al día respecto a todas las titulaciones universitarias de grado y doble grado, sobre todo las ofrecidas en la Comunidad de Madrid. Ante los constantes cambios de algunas universidades, los principales buscadores de los que disponemos (ver más abajo en esta entrada) no están siempre del todo actualizados. Por eso, toca visitar las páginas de las universidades y, a través de Excel, tener un listado básico a mano ... que, en mi caso, ya va por más de 500 combinaciones diferentes de estudios en centros públicos, privados y adscritos ... sólo en la Comunidad de Madrid. Comparto el documento que envié a mis alumnos antes de que acudieran al Salón Aula en Marzo para facilitar su visita ... Desde entonces, aún me ha sido necesario seguir incluyendo modificaciones.




Me gusta que los alumnos y alumnas hoy en día cuenten con más opciones para elegir, pero veo que muchas universidades proponen cada año "titulaciones parecidas pero con matices" para intentar diferenciarse. Titulaciones que, en ocasiones, ante la baja demanda, incluso desaparecen de un año para otro. El listado de más arriba sería aún más amplio si contemplara centros de toda España.

La pregunta que pone título a esta entrada es evidente, después de ver a alumnos y alumnas muy agobiados por ver difícil acceder a la nota de corte "impuesta" por la alta demanda del doble grado al que aspiraban. ¿Son necesarias tantas titulaciones de Grado y Dobles Grados? ¿Es conveniente una titulación muy específica ya en Grado cuando lo más seguro es que la mayoría de los titulados hagan también un posgrado? ¿Qué opinas? Puedes añadir un comentario en esta entrada o hacerlo en los debates abiertos en Twitter, Facebook, LinkedIn y Google+.



    Otros enlaces relacionados: 

    5 comentarios:

    1. Hola. creo que más que tanta variedad de títulos deberían centrarse en la calidad de las materias y que las asignaturas tuvieran un docente que sí acuda a dar las clases programadas y realmente les enseñe... estoy cansada de ver y oir a estudiantes de grado de ''quejarse'' de la poca profesionalidad de sus profesores porque trabajan en otros centros a la vez y dan muchas asignaturas... si no hay recursos que no sigan creando grados....seguimos en contacto

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Estoy de acuerdo, Marta. La clave es ver a fondo el plan de estudios de cada titulación, las posibilidades de prácticas e intercambios que ofrece cada centro y todos los criterios básicos. Con una oferta tan amplia, es imprescindible que la decisión sea "informada", documentada al máximo, para evitar encontrarse con demasiadas sorpresas durante la titulación o después de acabarla.

        Eliminar
    2. Orientador14 abril, 2015

      Justamente hoy encuentro una entrada reciente sobre este tema. "Dobles grados, ¿merecen la pena?": http://yaq.es/reportajes/dobles-grados-merecen-la-pena

      El enlace analiza bastantes variables para tener en cuenta antes de lanzarse a un doble grado.

      ResponderEliminar
    3. Evidentemente, me inclinaría por el no (es un punto de vista).Pero a veces da la impresión de haber perdido la capacidad de la perspectiva, lo esencial de lo esencial, para fomentar algo que realmente represente y defina el valor real del estudio, la formación y la profesión, juntos. Y caer en una oferta multiplicadora. Carentes de un modelo, carentes de un fin (¿para qué sociedad forman? ¿ para cubrir qué necesidades?), las Universidades se lanzan al mercado de las ofertas... y yo me pregunto ¿conocerán el sentido de la "carrera" como formación modular, complementaria y continuada del individuo a lo largo de su vida? ¿se seleccionarán adecuadamente los contenidos? ¿tendrán claro lo que exige la configuración de perfiles orientados al mundo del trabajo y las funcionalidades que les acompañan, para un bien entrado ya el siglo XXI? Me cuesta pensar que no, pero... para ello es necesario repensar la Universidad y definir qué es necesario para el individuo y la sociedad, concretando. Hemos perdido perspectiva para un mundo y siglo totalmente, ya diferentes.Los jóvenes están viviendo experiencias en una sociedad con un sentido transaccional y transnacional tan diferente de su realidad próxima, que deberán aprender a nadar de diferentes formas para aguas también distintas .¿Podrán las Universidades, con sus proyectos y ofertas de formación, dar respuesta coherente y convincente a las exigencias reales de los nuevos tiempos?

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Gracias, José, por tu visión y análisis tan completo desde la Universidad. Se hace muy necesario reforzar la colaboración entre los servicios de orientación de Bachillerato y Universidad para que el alumnado tenga una información más completa sobre un sistema en permanente cambio en los últimos años. Un saludo.

        Eliminar