sábado, 2 de mayo de 2015

¿Debemos mantener abierto el debate sobre lo que ocurre en las aulas? Reflexiones después del homicidio de Abel Martínez, profesor

Hace ya casi dos semanas que Abel Martínez Oliva murió apuñalado por un alumno de 13 años con un brote psicótico. Durante estas semanas he leído y recogido bastantes enlaces que, entre la marabunta de sensacionalismo en los medios, ponían un poco de sensatez a lo sucedido. No he publicado esta entrada antes porque, como nos recordaba Miguel Ángel Santos Guerra, lo que me interesaba era el después.
"Ahora –y solo ahora, cuando el cadáver del profesor todavía no se ha enfriado- se abre un debate apasionado sobre el quehacer de la escuela y de la familia en la educación. Pero no antes. Pero no después. Todo volverá a la normalidad." (M. Á. Santos Guerra, 25-4-2015)
Quiero recordar ante todo en esta entrada a Abel, a su familia, a las cuatro personas heridas y a toda la comunidad educativa del instituto de Barcelona.

Aprovecho este espacio para conservar algunas de las reflexiones publicadas en blogs y redes y que deberíamos tener en cuenta para, pasado el boom mediático, no olvidar.


Sobre Abel Martínez, profesor:
  • "Muy pocos se han acordado de un hombre joven, que sólo llevaba diez días en el Instituto Joan Fuster de Barcelona. Se llamaba Abel Martínez, tenía 36 años, era profesor interino, encadenando sustituciones desde hacía años y le gustaban los cómics y el Barça." (Xosé M. Castro, orientador)
  • "Soy profesor de secundaria. Siento vergüenza hoy, de ser también psicólogo y periodista, pues ambas instituciones profesionales han demostrado su incapacidad de afrontar lo sucedido, echando tierra y pasando de puntillas sobre el suceso. Siento profunda vergüenza ante la gestión de todo esto. Abel, no te conocía, pero eras un compañero de peregrinaje. Yo también interino, dando vueltas por Catalunya." (Jordi Borràs, profesor)
  • "Un profesor enseña, educa, hace de enfermero, padre, psicólogo y a veces es un héroe. ¡Va por ti compañero! #YoSoyAbel" (Vicky Martín Rubio, profesora)
  • "Un alumno mata a un profesor. Los medios hablan del alumno, su familia, sus compañeros.  ¿Tan poco merecemos que no hablan del profesor muerto? En la radio no han nombrado ni al profesor. Todo es buscar explicación al hecho y nada de mostrar condolencias con los profesores. Se llamaba Abel Martinez y era profesor de Historia en Barcelona" (Víctor Cuevas, orientador)
  • "Sí, mi compañero tenía nombre y apellidos. Y, aún más, toda una vida por delante. Una vida maravillosa que nadie tenía derecho a truncar y que, por desgracia, no va a poder vivir. No me importan las causas ni las justificaciones que algunos dan del hecho. Tampoco me importa un bledo las opiniones de los tertulianos acerca del asesino, ni siquiera la familia del mismo. Lo único que me importa es mi compañero. Un compañero que ha muerto asesinado." (Jordi Martí, profesor)

Carta al director de Luis Azcárate, también profesor, publicada en El Mundo

  • "Mis condolencias y profundo respeto a familiares, allegados y comunidad educativa. Un abrazo bien fuerte a todos." (Ramón Paraíso, profesor)
  • "Soy amigo de Abel, de su grupo de toda la vida. Nos deja una huella muy profunda y sólo la esperanza de que su valentía impulse un cambio nos puede aliviar algo el dolor. Nuestro héroe particular se ha convertido en el héroe de todos pero siempre lo fue ..." (Óscar, amigo de Abel)

Sobre lo ocurrido y la escuela:
  • "Denuncio el cicatero e incomprensible tratamiento que medios y administración han dado a la muerte del profesor Abel Martínez." (Fernando Navarro, orientador)
  • "Fuera del brote que tuvo, el alumno era una persona fantástica" (David Jurado, profesor del IES Joan Fuster)
  • "Los alumnos del instituto estarán al principio en un estado de shock, en una nube, como mecanismo de defensa para soportar el sufrimiento. A partir de los siguientes días, debería volverse a la rutina dando pequeños pasos, dando prioridad a la descarga emocional. Son momentos de pocos discursos, de pocas interpretaciones; son momentos del abrazo, de "estoy contigo". Desde el punto de vista social, debemos transmitir la idea de que lo sucedido ha sido algo excepcional." (José Antonio Luengo, psicólogo educativo)
  • "Ayudamos a profesores y alumnos a construir la información y ver entre todos lo que les había pasado. Delante de un hecho como este, todo el mundo se siente culpable y busca en los días anteriores alguna manifestación, algún síntoma, algo que se le haya escapado, para entender qué ha sucedido, pero debemos asumir que no tenemos capacidad de control sobre todo" (Isabel Ferrer, psicóloga y Jefa del Departamento de Emergencias Sociales del Ayuntamiento de Barcelona)
  • "La familia del chico pasará un duelo de lo que significa no tener el hijo que querían tener. Estos hechos marcarán un antes y un después de cómo ven a su hijo" (Connie Capdevilla, psicóloga clínica y psicoterapeuta familiar)
  • "En un caso de psicosis, por definición, la persona pierde el contacto con su propia realidad. Está actuando más como consecuencia de alteración en su sistema nervioso central para la que él no tiene capacidad de crítica. Puede actuar por un impulso pero también planificar acciones que llevará a cabo al cabo de días o semanas. Es muy poco frecuente que una persona psicótica desarrolle una conducta violenta como esta y es aún menos frecuente que lo haga un adolescente. Una psicosis no tiene por qué traer consigo el estigma; si actuamos de una manera eficaz y rápida, es muy probable que pueda restituir su capacidad funcional en términos muy altos y en plazos cortos." (José Angel Bueno, psiquiatra y experto en neurociencia de la clínica Teknon)
  • "Cuando la relación de un joven con el mundo empieza a cambiar y empieza a encerrarse y a no establecer relaciones interpersonales, es muy importante la coordinación entre todos, profesores, alumnos y familias, para poder detectarlo desde su entorno. La violencia ha venido en este caso de la incapacidad para gestionar un malestar emocional, producto a su vez de esa distorsión de la realidad. Este joven TIENE un problema, NO ES un problema, y habrá que darle oportunidades" (Manuel Mas-Bagà, especialista en psiquiatría del niño y del adolescente y director del Centro de Atención Terapéutica Barcelona)
  • "Todo el foco de atención se ha puesto en el alumno, en las causas que provocaron ese desgraciado hecho, en los demás alumnos que necesitaron atención psicológica" (Xosé M. Castro, orientador)
  • "Recomiendo que en vez de preguntar "por qué" se pregunte "para qué", indagar sobre las motivaciones, y no sobre las causas. Cuando nos preguntamos por qué el chico de Barcelona ha hecho lo que ha hecho, llegamos a un callejón sin salida. Las causas de su comportamiento las sabe únicamente él y dudo mucho que nos las diga. Pero ¿para qué ha hecho esto? ¿qué ha conseguido con esto? ¿Qué pretendía al matar a su profesor y organizar la que ha organizado? No creo disparatado decir que lo que ha conseguido es, al margen de una atención mediática fuera de serie (que ya es mucha recompensa), que durante un tiempo dilatado, todos sus problemas queden en un segundo plano. Ahora, todos se centran en él, en lo que ha hecho, e ignoran por completo el resto de su ser. Deberíamos estar más atentos a las motivaciones, a las pretensiones y las intenciones de los adolescentes que a las causas de su comportamiento. Es medida preventiva." (Sergio Gil, educador social)
  • "Sin caer en el discurso fácil de echar la culpa a un bando como los profesores; la familia, la sociedad o los videojuegos, me pregunto, ¿acaso estamos normalizando la violencia como música de fondo en nuestras aulas? Debemos tener "orejas de ratón y ojos de camaleones", pero sobre todo -y especialmente-, dejémonos de "más vale tarde, que nunca" y aboguemos por el "mejor prevenir, que curar". (Juan Morata, psicopedagogo y educador social)
  • "La prevención primaria requiere continuidad de los profesionales y recursos didácticos, personales, materiales y financieros. Si se reducen los recursos y aumenta la rotación de personal y las reducciones de plantilla los niveles de prevención se deterioran, se dificulta incluso reaccionar a posteriori ante todo lo que ocurre y aumentan los riesgos de que se repitan incidentes como éste." (Enrique García de Gabiola, orientador)
  • "Un país se define por la importancia que otorga a la Educación y a sus profesores y profesoras." (Mª Ángeles García, orientadora)
  • "El alumnado, en los centros educativos, necesita un seguimiento que contemple más aspectos que los educativos, es decir, variables relativas a la salud, situación social y familiar, que sin duda influyen decisivamente en su desarrollo. Este seguimiento precisa de profesionales cualificados para ello, es decir, especialistas en orientación educativa. La educación es mucho más que el aprendizaje de contenidos, pues consiste en ayudar al alumnado a desarrollarse como personas, buenas personas, para poder convivir en nuestro mundo y hacerlo cada vez mejor." (Ana Cobos, presidenta de COPOE)

¿Qué podemos hacer a partir de lo ocurrido?
Quiero evitar caer en el sensacionalismo de la noticia; me niego a especular sobre lo sucedido. Simplemente quiero destacar que, desde mi punto de vista, lo que no debemos olvidar.
"Lo que debe hacerse es pensar en tomar medidas para evitar que esto vuelva a ocurrir. ¿Qué podríamos hacer? No solamente se trata de fomentar más la educación en valores, sino de también incluir en los equipos y departamentos de orientación más profesionales especializados en diagnosticar e intervenir en alumnos con este tipo de problemas." (Rafael López Azuaga, psicopedagogo)
Además de recordar a Abel, debemos replantearnos qué estamos haciendo para PREVENIR y qué RESPUESTA estamos dando en los centros educativos al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo por condiciones personales relacionadas con trastornos mentales.
Corresponde a las Administraciones educativas asegurar los recursos necesarios para que los alumnos y alumnas que requieran una atención educativa diferente a la ordinaria […] puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado”. LOMCE: punto cincuenta y siete, apartado 2, que modifica el artículo 71 de la LOE. (citado por Jesús Jarque, orientador y pedagogo)
Hace poco más de un año planteaba en este mismo blog si estamos preparados para la atención educativa de alumnos con enfermedades mentales. Recogí entonces algunos materiales útiles para la prevención, pero echo en falta más materiales y herramientas accesibles, sobre todo para profesores y tutores.



Trastornos graves de conducta
Materiales CEDEC

También puede ser útil esta entrada de este blog sobre recursos para intervenir en emergencias sociales, tragedias y desastres.

Ha pasado un tiempo prudencial, poco aún, pero me gustaría que se recordase a Abel Martínez para dar un impulso en los centros educativos para que cuenten con más recursos que puedan ayudar a prevenir y enfrentarse a situaciones tan sobrecogedoras como las sucedidas.

Si la muerte de Abel no te ha dejado tampoco indiferente, te animo a que añadas aquí un comentario. También puedes hacerlo en el debate abierto en LinkedIn.


Enlaces relacionados:

4 comentarios:

  1. Por el momento te felicito por la entrada Alberto. Por sí sola ya es una ayuda para comprender lo ocurrido.

    ResponderEliminar
  2. ¿Brote psicótico? Yo creo que no
    ¿Persona fantástica y, a la vez, acosada? Es lo que dijo el campeón de artes marciales David Jurado
    ¿Los padres no sabían nada? El padre, en servicios sociales y la madre enfermera...
    La Administración Pública catalana no ha estado a la altura... todo abandonado por la independencia... sólo existe "eso"...

    ResponderEliminar
  3. Muy oportuna y atinada esta reflexión. Y, por supuesto, hay que mantener abierto el debate sobre lo que ocurre en las aulas, tanto para dar a conocer las buenas experiencias como para poner de manifiesto los problemas que en ellas se producen. Muchas gracias, Alberto.

    ResponderEliminar
  4. Muchas Gracias Alberto por citarme como fuente entre tanto experto y comentarme también la entrada. La verdad que es difícil opinar en este tipo de cosas sin pillarse los dedos, por no decir que a veces es difícil reaccionar bien o a tiempo ante sucesos de este estilo. Un saludo y nos vemos por la red.

    ResponderEliminar