jueves, 4 de junio de 2015

¿Qué ha pasado con la interacción entre educadores en redes sociales? || #eduPLEmooc - U1

Hace unas semanas publiqué una entrada a partir de un comentario de Víctor Cuevas con el título "El día que los docentes compartamos en los centros educativos de trabajo y no sólo en Twitter". En la misma línea, varias personas referentes en educación en redes sociales desde hace años han publicado varias entradas, reseñadas más abajo, sobre los cambios que están observando.
  • "¿Qué pasa con la interacción en redes? Claro que siguen existiendo debates interesantes, se crean MOOC en los que también se establecen interacciones pero ... hay una parte que parece fundamental en este aspecto. Esta interacción parece ser forzada, se crean espacios para que los demás, ¿participemos? Como evaluación, obligamos a la gente a que se creen un perfil en Twitter, una biografía decente, seguir a 5 docentes y a mandar un mensaje con un # en concreto. ¿A eso se ha reducido la interacción? ¿Dónde quedan los espacios alternativos en los que el profesorado era el protagonista de su interacción? Muchas veces tengo la sensación de que las redes son espacios en dónde las personas comparten lo que hacen (por Facebook, Twitter, Linkedin, Google +...) pero como un espacio publicitario, sin recibir feedback por parte de los demás usuarios." (Carlos González Ruiz: ¿Qué ha pasado con la interacción?, 27-5-2015)
  • "Hubo un tiempo, allá por 2010, en que no todo pero sí bastantes cosas fueron posibles. Empezamos a organizarnos, a conectarnos, a enredarnos, a hacer algunas locuras...  y rozamos la posibilidad de empezar a cambiar las cosas. Pero creo que no supimos, no quisimos, no acertamos, pecamos de inocentes pensando en que todo profe TIC además de TIC quería transformar la educación ... "He tuiteado mucho pero me estoy quitando", no porque Area diga que Twitter no mola, sino porque me da igual twitter que facebook que lo que sea, me he cansado de juguetear y ahora quiero arriesgarme a transformar. Lo que sea. Pero comprometerme en serio." (Ainhoa Ezeiza: Cuentos de viejas, 28-5-2015)
  • "No hay debates en las redes sociales. Toca hacer una mirada global sobre las redes docentes para ver en qué se han convertido. Unas redes menos patio de colegio y plagadas de niños que jugaban a cualquier cosa para, tristemente para algunos, un espacio para propaganda institucional y escaparatismo de experiencias maravillosas donde no ha habido ningún tipo de error en su planificación y ejecución." (Jordi Martí: Del docente edupunk a un triste hashtag, 29-5-2015)
No tengo la perspectiva de Víctor, Carlos, Ainhoa o Jordi, que llevan bastante más tiempo en estos lugares virtuales. Yo comencé a escribir y a tener presencia activa en redes en marzo de 2012. Han sido ya más de tres años de aprendizaje con otras personas, en red. Aunque no esté de moda alabar las virtudes de los MOOC (ya hablé de sus limitaciones en esta entrada), uno de los momentos clave en estos tres años fue el curso "Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) para el Desarrollo Profesional Docente" - #eduPLEmooc de EDUCALAB - INTEF. Me sirvió para repensar y estructurar mejor mi PLE sobre orientación y educación, que tiene como centro desde hace tres años este blog, ¿QuéduQué-QuéduCuándo? Me he vuelto a embarcar en la segunda edición sin el objetivo de lograr la insignia final, aprovechando el "buffet libre" que ofrece David Álvarez y a partir del que que podemos conversar, crear y compartir de manera personalizada. Mi propósito es revisar mi PLE durante las dos primeras semanas y el de la Comunidad OrienTapas en las tres siguientes.


¿Qué decir de los entornos personales de aprendizaje a partir de los nuevos vídeos y enlaces proporcionados en este curso? Estos son mis apuntes básicos:

  • La web 2.0. nos ha permitido ser creadores de contenidos, no meros consumidores ni visitantes. Somos residentes digitales con una identidad virtual y somos capaces de autogestionar nuestro aprendizaje de forma asidua en la red a través de herramientas, actividades y, sobre todo, conexiones. Eso constituye nuestro entorno personal de aprendizaje (Personal Learning Environment, PLE). Un PLE no es una caja de herramientas sino una manera de ver, un enfoque de lo que significa el aprendizaje en red; es decir, ser consciente sobre cómo poner en práctica nuestra competencia digital y nuestra competencia de aprender a aprender, construyendo nuestra red personal de aprendizaje (Personal Learning Networks, PLN), 
  • El PLE es ante todo una actitud, una forma de relacionarse y estar en la red para aprender y compartir. El objetivo de todo "aprendiz en red" debería ser crear y participar en comunidades de práctica, virtual y real. Este modo de concebir las TIC se relaciona con la teoría de Vygotski, para quien el aprendizaje es un proceso mediado socioculturalmente, en el que primero aprendemos con los otros y luego interiorizamos lo aprendido. 
  • Si entendemos las redes como una fuente de aprendizaje, los docentes también podemos convertirnos en proveedores de PLEs de nuestros alumnos, en "maestros artesanos" que ayuden en su investigación-acción en entornos virtuales. 

Reviso las dos entradas iniciales que escribí en el pasado curso, en las que respondía a las dos tareas propuestas en la primera unidad de esta nueva edición de #eduPLEmooc: Mis huellas digitales: Yo aún estoy en el camino a Ítaca, ¿y tú? (Tarea 1) y En-red(ados) con Twitter (Tarea 2). Encuentro en ella una nube de intereses y un mapa para mi PLE con etiquetas semánticas que sigo utilizando por ejemplo en mis "curated topics" de Scoop.it. Siempre pienso que para aprender en el caos de las redes necesitamos un "mapa" en el que tener claro a dónde vamos para gestionar eficientemente nuestros tiempos.

  

Para recoger mi identidad digital y las herramientas que utilizo con más frecuencia, sigo recomendando docente.me, Symbaloo y edshelf.

¿Cómo podría resumir mi día a día aprendiendo en red? En mi caso, leo e interactúo en redes sociales, principalmente en Twitter, donde utilizo listas para no perderme, y también en comunidades de LinkedIn o Google+; también me paso por Pinterest o Facebook, pero no diariamente. Además, utilizo Scoop.it para leer fuentes RSS y curar contenidos, que comparto también en Twitter u otras redes. Además, comparto con frecuencia en este blog personal, propongo o trabajo en iniciativas en la Comunidad OrienTapas, como Tuitorientador de Guardia, o me sumo a proyectos compartidos por otros, como "Maderas que son violines".

En cualquier caso, lo más importante en un PLE sigue siendo la interacción con otras personas, tema con el que iniciaba esta entrada. Francamente, aunque conversar con hashtags oficiales puede convertir todo en una experiencia algo más artificial que una conversación espontánea en Twitter, anoche me olvidé de ello y volví a disfrutar de la "magia PLE" en el Hangout de participantes de la primera edición #eduPLEmooc, moderado por Rosa Díez y resumido en este Storify. Volví a sentir las ganas de aprender y la pasión por compartir en red, esa actitud propia de la "pedagogía vírica" que mencionó Pepe Arjona durante la charla.



Sigo disfrutando de la interacción en redes sociales, sobre todo en Twitter, pero, después de tres años aprendiendo y "jugando" en red, no quiero quedarme en la teoría. Las redes sociales son una vía de escape en el complejo día a día como educadores, pero también pueden ser una fuente inagotable de ideas que llevar a la práctica en tu centro. Leyendo y escuchando todos los materiales de esta primera unidad y los de la primera edición, me planteo, como orientador, trabajar el próximo curso con mis alumnos y alumnas para ayudarles a construir su propio "PLE vocacional", facilitándoles el conocimiento de las profesiones y estudios que se plantean realizar en el futuro. He empezado a darle forma a la idea y espero poder compartir el resultado durante el próximo curso en este blog.

¿Tú también estás construyendo o reconstruyendo tu PLE? Compártelo u opina sobre el mío  añadiendo un comentario.



Esta entrada forma parte del trabajo como alumno del curso "Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) para el Desarrollo Profesional Docente" - #eduPLEmooc impartido por David Álvarez, Rosa Díez y Clara Cobos en 2015 para EDUCALAB - INTEF. En concreto, reúne el trabajo para la Unidad 1.



Otros enlaces relacionados con esta Unidad:

Mapa de interacciones recientes
generada con Mindmapp.com (4-6-2015)

PD: A partir de esta entrada, hemos comenzado precisamente una interesante charla en Twitter en la que han participado algunas de las personas mencionadas en ella. Te puedes unir para hablar sobre qué pasa con la interacción entre educadores en redes sociales en este enlace. Por mucho que intentemos medir y sistematizar nuestra marca o identidad digital (por ejemplo, a la izquierda, acabo de descubrir y probar Mindmapp.com), lo más atractivo de las redes sociales siguen siendo las personas y la posibilidad de aprender juntos.

2 comentarios:

  1. Gracias a Carlos, Silvida, Salva y Jordi por la charla en Twitter posterior a publicar esta entrada. No os falta razón en que uno puede ir sintiendo las interacciones en redes cada vez como más vacías o artificiales. Nuestra relación con las redes es quizá como una "relación de pareja", con momentos de pasión pero, con el tiempo, también con momentos de hastío que hay que combatir con aún más pasión. Estoy de acuerdo con la visión de las entradas que cito al principio de esta, pero prefiero seguir siendo algo iluso para mantener la ilusión en el potencial de aprendizaje real que nos pueden aportar las redes. ;)

    ResponderEliminar
  2. Para mí también fue un placer la charla, corta por el cansancio de ayer, acerca de cómo ha ido evolucionando la comunicación en las redes sociales. Siempre es bueno, como dijimos tanto Silvia, Carlos y yo, que alguien siga teniendo ilusiones acerca de unas redes que, como dijo Carlos, cada vez se han convertido más en una excusa para fomentar una "identidad digital". Una "identidad" que, por lo visto, se está convirtiendo en una marca personal demasiado artificial.

    Sigue habiendo potencialidad para el aprendizaje. Lo único que algunos echamos de menos es la frescura que tenía hace unos años, cuando lo único importante era intercambiar ideas e ilusiones. Nos hacemos mayores :)

    Un fuerte abrazo Alberto.

    ResponderEliminar