miércoles, 13 de abril de 2016

¿Podemos orientar con un poema? Hacia la educación y orientación expandidas

En redes, hay quien me advierte de que me meto en muchos líos y quien - ¿temerariamente? - se suma a ellos. El caso es que ya estoy en un nuevo curso masivo, un MOOC, en este caso uno sobre Educación Expandida con Nuevos Medios, sin la presión de cumplir o no con todas las tareas marcadas, pero sin duda atraído por el título y el contenido. Incluso intento revivir el intercambio de información entre participantes del ámbito de la orientación e intervención psicopedagógica (PTs, ALs, PTSCs, ...) el Espacio #MOOCafEOE de OrienTapas en Google+, que estaba algo deshabitado desde hace meses.

¿Educación expandida? Parece que tiene que ver con que, mediatizada por las TIC y las redes, la educación puede suceder "en cualquier momento y lugar, dentro y fuera de los muros de las escuelas." 

El curso comienza con una frase que había oído antes Miguel Ángel Santos Guerra: "Si quieres enseñar Latín a Pedro, ante todo tienes que conocer a Pedro. Y, en segundo lugar, conocer Latín." La educación mediatizada desborda todos los límites, los propios y los de tu aula, pero también puede llevarnos al consumismo, al pretender acumular conocimientos de manera lineal (saber más y más). Frente a esta saturación, la educación expandida parte de una actitud crítica para habitar los espacios de aprendizaje creados por estos nuevos medios (multitarea, con juegos y simulación, remezclando lo nuevo con lo viejo, ...). Un poema de uno de los autores del curso, trata de explicarnos estos espacios sin límites.
"El afuera. El acontecimiento. El suceso. Calma y quietud hasta no se sabe cuándo, hasta no sabemos dónde. El paisaje es accidental. Momentáneo. No vive en él nada ni nadie. Es un fuera de lugar, un fuera de nosotros mismos, es un espacio anómalo, imprevisible, un lugar desparramado, fuera de control.

El adentro. La estructura, el límite, todo en orden. Tras las puertas y ventanas de las casas, de las oficinas, de los hospitales, de los centros comerciales, de las escuelas… tras las puertas y ventanas del adentro... no hay acontecimiento. Todo funciona porque todo es compatible, todo ocupa lugar.

Los objetos del adentro no son compatibles cuando pisan las calles del afuera. Pero estos objetos se pueden resignificar. El adentro es la regla; el afuera, lo excepcional. Ahí afuera todo es extraño, pero es un extrañamiento compartido por todos. Es de todos. Es una estructura inconclusa, sin fin.

El afuera es una oportunidad. No para vivir, sino para con-vivir. Contar con los demás extraños no en función de quiénes son, sino de lo que les ocurre. Lo que nos ocurre.

Habitar el afuera excluye el SER, excluye el ESTAR. Habitar el afuera exige el verbo SUCEDER." 


¿Qué producto cultural define mi acción docente diaria? He pensado en varios poemas.

A veces uno no sabe qué decir a sus alumnos y alumnas a la hora de orientar. En esas ocasiones no está de más recordar las palabras o versos de otros. Entre mis poemas favoritos para recordarnos qué significa orientar recomiendo Ítaca, de Kavafis, o Palabras para Julia, de Goytisolo. Ambos nos recuerdan que la toma de decisiones vocacionales es un proceso complejo, una serie de caminos o itinerarios que van configurando nuestro proyecto de vida.

Gracias al orientador Jesús Riaño, me quedo hoy con otro poema que no había publicado antes en mi blog y que tiene un poco de los dos que mencionaba más arriba.


HIMNO, de Álvaro Tato

Que haya viento a favor.
Que mires atrás una sola vez
para saber que aún no te persigues.

Que encuentres la alegría de perderte, 
la certeza fugaz de no estar muerto,
alguien que te acompañe 
y cosas que sucedan. 


Que sigas. Que te pares. 
Que nunca des contigo. 


Y que tu patria sea ese lugar 
al que no llegarás.


Y tú, ¿has encontrado ideas para orientar en algún poema? ¿En cuál? Puedes añadir un comentario.



Esta entrada forma parte de mi trabajo como participante en el curso "Educación Expandida con Nuevos Medios" (#EduExpandida), un MOOC del INTEF creado por Pedro Jiménez, Felipe G. Gil, Sofía Coca y Rubén Díaz (todos de Zemos98) y dinamizado por David Álvarez, Luis López-Cano, Rosa Liarte y Jesús Santos entre abril y junio de 2016.

Referencias: 

2 comentarios:

  1. Ítaca es ya toda una declaración de intenciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Ítaca de Cavafis (o Kavafis) me acompaña desde hace muchos años como un "poema de cabecera".

      Eliminar