miércoles, 30 de noviembre de 2016

La curva del olvido - Ebbinghaus, 1885 (Experimento 24)



Material utilizado:
Todas las silabas que en idioma alemán pueden componerse formadas por una vocal entre dos consonantes (unas 2300), como WID o ZOF.

Procedimiento:
Se extrae al azar una serie constituida por un número determinado de estas silabas y se procede a su memorización mediante la lectura repetida en voz alta, proceso que se considera concluido una vez que el sujeto es capaz de repetir toda la serie sin interrupciones ni fallos a una determinada velocidad.

Justificación:
Ebbinghaus enumera las ventajas que posee la utilización de silabas sin sentido con respecto al uso de material estructurado semánticamente en verso o en prosa. 
  1. Las silabas sin sentido son más simples y homogéneas (si bien puntualiza que la homogeneidad no es tanta como cabría esperar y que hay en ellas diferentes grados de dificultad), y están libres de potenciales influencias en el sujeto difíciles de controlar experimentalmente: recuerdos, núcleos de interés, sentimientos estéticos etc... 
  2. Además las series de silabas sin sentido permiten una cantidad inagotable de combinaciones, se pueden comparar entre sí fácilmente, y permiten una variación cuantitativa cómoda, que en un texto estructurado con sus finales, cambios de estrofa, etc... es más complejo establecer.
  3. Por último considera que las series de silabas son superiores a las numéricas, ya que estas últimas poseen un escaso número de elementos básicos 

Ebbinghaus especifica las condiciones experimentales, elaboradas con el fin de mantener la máxima constancia posible en cada ensayo:
  • - Las series fueron siempre leídas en su totalidad
  • - Manteniendo una velocidad constante
  • - Con los acentos pautados de antemano
  • - Las pausas entre el aprendizaje de una y otra serie también fueron pautadas
  • - Se estableció control sobre posibles distracciones, se mantuvo un ambiente constante y ocupaciones previas al experimento idénticas
  • - Se procuró evitar el uso de recursos, como la nemotecnia, que fueran más allá de la simple repetición

Mide la intensidad del recuerdo, es decir, cuánto se mantiene un contenido en el cerebro. Cuanto más intenso sea un recuerdo, más tiempo se mantiene.

Conclusiones:
Wundt había afirmado que los procesos psicológicos superiores, como la memoria, no podían estudiarse desde el método experimental.

La principal aportación de Ebbinghaus es que existen condiciones de la memoria que sí son susceptibles de medición en su sentido más estrictamente experimental: control de las condiciones iniciales, de las posibles variables extrañas e interpretación de los resultados.

Ebbingaus recogió los datos en lo que llama "la curva del olvido". La curva del olvido ilustra la pérdida de retentiva con el tiempo.  Un gráfico típico de la curva del olvido muestra que normalmente en unos días o semanas se olvida la mitad de lo que hemos aprendido, a no ser que lo repasemos.





Fuentes utilizadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario