lunes, 19 de diciembre de 2016

36. La Inteligencia Emocional: teorías explicativas de Gardner y Goleman.

Cuestiones: ¿Qué es la inteligencia emocional? ¿Cómo la explican Gardner y Goleman?

 1)        Podemos definir la inteligencia emocional como “una habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las propias emociones y las de los demás, promoviendo un crecimiento emocional e intelectual, así como guiando nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento” (Mayer y Salovey, 1997).
· Autores como Thurstone (1938) o Cattell (1967) ya contemplaban la existencia de factores de la inteligencia relacionados con la parte emocional.

2)        En 1983, el psicólogo estadounidense Howard Gardner, en su libro Inteligencias múltiples, introdujo la idea de que los indicadores de inteligencia, como el cociente intelectual, no explican plenamente la capacidad cognitiva, porque no tienen en cuenta ni la “inteligencia interpersonal” (la capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas) ni la “inteligencia intrapersonal” (la capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios).

3)        En 1995, en su libro Inteligencia emocional, el psicólogo estadounidense Daniel Goleman divulgó este concepto entendido como una forma de interactuar con el mundo. Goleman destaca cinco habilidades de la inteligencia emocional:
· 1 – Conciencia de uno mismo: Conocernos a nosotros mismos, darnos cuenta de lo que sentimos o necesitamos, para dirigir mejor nuestras vidas.
· 2 – Autocontrol emocional: Habilidad de controlar nuestras emociones e impulsos para adecuarlos a un objetivo.
· 3 – Automotivación: Capacidad de motivarse para lograr nuestros objetivos. En los últimos años se han desarrollado conceptos psicológicos relacionados con la resistencia a la frustración, como el optimismo aprendido de Martin Seligman (1990) o la resiliencia de Boris Cyrulnik (2004).
· 4 – El reconocimiento de las emociones ajenas: Capacidad de “ponernos en el lugar de los demás” (empatía).
· 5 – El control de las relaciones: Talento para manejar las relaciones con los demás, saber persuadir e influenciar a los demás.

4)        Los estudios neuropsicológicos, como los de Antonio Damasio (2001), han demostrado que la inteligencia emocional tiene su base en el sistema límbico y el neocórtex.
· Pacientes que tengan dañadas las conexiones entre el sistema límbico y el neocórtex tienen dificultades para tomar decisiones correctas, aprender de los errores, ponerse en el lugar de los demás, …


Epígrafe elaborado por Alberto del Mazo, 2016



Fuente para la elaboración del epígrafe:

Ø  Libro de texto: Ramírez, J. (2008) Psicología. Barcelona: Almadraba. Unidad 8 – Punto 11. Inteligencia emocional.  Pág. 112-114;
»   Alonso García, J.I. (2008). Psicología. Bachillerato. Madrid: McGraw-Hill. Pág. 182-184

No hay comentarios:

Publicar un comentario