domingo, 12 de marzo de 2017

El efecto Forer (o Barnum) o falacia de validación personal

Fuente de la imagen


Mis alumnos de Psicología de 2º de Bachillerato explican este efecto con sus palabras:

"El efecto Forer, también conocido como efecto Barnum, ocurre cuando una persona acepta como válida una aseveración acerca de sí misma, porque cree que viene de una fuente fiable. El nombre viene del psicólogo Bertram R. Forer, que realizó en 1948 un experimento con unos alumnos, entregándoles a todos la misma hoja de resultados a un test de personalidad, previamente realizado. La mayoría aceptó  como válido el resultado. Todos somos vulnerables a este efecto pues te presentan dos opciones: eres x pero también eres y. El efecto Forer suele estar relacionado con el sesgo cognitivo de confirmación, nos da la razón y eso nos encanta.  El conocimiento es poder así que como ya sabemos lo que es debemos no caer en la trampa de las pseudo-ciencias y de los horóscopos baratos y recurrir a profesionales." (Resumen redactado por Felipe M., alumno de 2º de Bachillerato)
"El efecto Forer o efecto Barnum nos previene frente a predicciones efectuadas por fuentes pocos fiables sobre nuestro futuro, nuestro carácter, el amor, la amistad, el trabajo etc, que nos atribuyen características propias cuando solo se trata de generalidades y lugares comunes que afectan a la mayor parte de las personas y que en absoluto individualizan nuestra personalidad. Por eso, para tener una evaluación precisa sobre nuestros rasgos personales o características de nuestra conducta, hay que acudir a profesionales tales como psicólogos o terapeutas que, tras un estudio serio, efectúan recomendaciones o prescripciones para mejorar en las relaciones interpersonales." (Resumen de Esperanza M., alumna de 2º de Bachillerato)

2 comentarios:

  1. El experimento original de Forer20 marzo, 2017

    En 1948, el psicólogo Bertram R. Forer dio a sus estudiantes un test de personalidad, y luego les entregó el resultado único del análisis de su personalidad, basado en los resultados del test, y pidió a cada uno de ellos a evaluar el análisis en una escala de 0 (muy pobre) a 5 (excelente) según se aplicara a ellos. En realidad, les entregó a todos la misma descripción:

    "Tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Tiendes a ser disciplinado y controlado por el exterior pero preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de ser un pensador independiente; y de no aceptar las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes. Pero encuentras poco sabio el ser muy franco en revelarte a los otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser bastante irrealistas."

    Los estudiantes puntuaron la descripción, en promedio, con un 4,2. Sólo se les reveló que la descripción era la misma para todos los estudiantes una vez que ya habían puntuado, y también les reveló que la descripción surge de ensamblar textos de distintos horóscopos. Como se puede observar, la descripción podría aplicarse a cualquiera.

    ResponderEliminar
  2. El "efecto Barnum"20 marzo, 2017

    El Efecto Forer es también conocido como el "Efecto Barnum". Este término fue acuñado en 1956 por el psicólogo americano Paul Meehl en su ensayo "Wanted - A Good Cookbook". En él relata cómo el showman y empresario del circo P. T. Barnum engañó a varias personas utilizando descripciones de personalidad basadas en cuestionarios "pseudo-acertados".

    ResponderEliminar