miércoles, 8 de noviembre de 2017

El fenómeno de la sinestesia (G.T.L. Sachs, 1812)





En neurofisiología, sinestesia (del griego συν- [syn-], «junto», y αἰσθησία [aisthesía], «sensación») es la asimilación conjunta o interferencia de varios tipos de sensaciones de diferentes sentidos de un mismo acto perceptivo. Una persona sinestésica puede, por ejemplo, oír colores, ver sonidos y percibir sensaciones gustativas al tocar un objeto con una textura determinada. No es que lo asocie o tenga la sensación de sentirlo: lo siente realmente. La sinestesia es también un efecto común de algunas sustancias psicodélicas, como el LSD, la mescalina o los hongos psilocibios, pero hay personas (calificadas por esa razón como sinestésicas) que, sin haber consumido sustancia alguna, tienen esa capacidad de percibir sensaciones de diferentes sentidos de manera conjunta o "cruzada" o con "correspondencias". Los sinestésicos perciben con frecuencia y de manera involuntaria correspondencias entre tonos de color, tonos de sonidos e intensidades de los sabores.



En 1812, el doctor GTL Sachs fue el primer científico en hablar de este fenómeno, que según la revista "Molecular Autism" se presentaría con mayor frecuencia en personas con autismo. 

Otros estudios científicos, como el realizado por la investigadora de la Universidad de Canadá, Daphne Maurer, sugieren que todos los bebés menores de cuatro meses son sinestésicos, debido a que a esa edad el cerebro aún no ha especializado la percepción de los sentidos. Así, un pequeño responde de la misma manera a estímulos de diferentes clases, como una luz brillante o una nota musical.

Personalidades como Baudelaire o Vladimir Nabokov enriquecieron sus obras con el uso de la sinestesia. Otros artistas reconocidos como Pharrel, Kanye West o Lady Gaga han afirmado haber tenido experiencias de este tipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario